[R-P] Aquí va el resumen que preparé en castellano

Néstor Gorojovsky nmgoro en gmail.com
Mie Ene 11 15:13:43 MST 2012


El oficial de inteligencia soviético Gevork Vartanyan, que en 1943
desbarató un complot nazi para asesinar a Winston Churchill, Franklin
Roosevelt y José Stalin durante la conferencia de Teherán, falleció en
Moscú a los 87 años de edad, informó hoy la agencia de noticias rusa
ITAR-TASS.
Vartanyan, nacido en Rostov del Don el 17 de febrero de 1924, murió en
el hospital Botkin de Moscú y sus familiares y amigos recibieron un
telegrama de condolencias del Presidente de Rusia, Dmitry Medvedev.
Era hijo de otro espía y fue incorporado a la inteligencia soviética
en 1940, donde actuó hasta 1992 en diversas misiones encubiertas en
Europa Occidental, Asia y Estados Unidos. Entre 1946 y 1986 lo hizo
junto a su esposa Goar, a quien reclutó él mismo.
En el telegrama de condolencias, Medvedev calificó a Vartanyan como un
"agente de inteligencia legendario, un genuino patriota de su país,
una persona brillante y extraordinaria", y recordó que "participó de
espléndidas operaciones que quedaron en los anales de los servicios de
inteligencia exterior de Rusia".
Vartanyan había recibido el título honorífico de Héroe de la Unión
Soviética, y también el Servicio Nacional de Seguridad de Armenia
emitió una declaración al respecto, en la que se lo considera uno de
los "hijos sobresalientes del pueblo armenio".
Su operación más espectacular, y la única conocida, fue el
desbaratamiento de un complot de la inteligencia alemana durante la
conferencia de Teherán en 1943, que buscaba asesinar a los máximos
dirigentes de la URSS, de Inglaterra y de Estados Unidos.
En 1943, Vartanyan estaba destacado en Teherán y contaba con la
información de que Alemania preparaba la Operación Salto en Largo a
través de otros informes.
Con un escueto equipo de siete espías que se desplazaban en bicicleta
por la ciudad logró localizar los integrantes de la avanzadilla
enviada por paracaídas hasta la ciudad de Qom, a 65 kilómetros de la
capital de Persia, e interceptar sus comunicaciones con Berlín desde
la casa de campo donde se refugiaron apenas llegaron, a lomo de
camello, a Teherán.
En ese momento, los agentes alemanes fueron arrestados por las tropas
soviéticas, que estaban en el Norte de Persia en virtud del acuerdo de
amistad persa-soviético de 1921. Forzados a comunicarse con Berlín
bajo supervisión de sus captores, Vartanyan supo así que vendría otro
grupo, dirigido por el súper espía alemán Otto Skorzeny en persona, y
que el objetivo de ese grupo era secuestrar o asesinar a los "Tres
Grandes".
Vartanyan permitió entonces, intencionalmente, que uno de los
arrestados transmitiera la información sobre el fracaso de la
operación, con lo cual el Alto Mando alemán dio marcha atrás en sus
planes y el equipo principal jamás fue enviado a Persia.
"Fue de este modo", recordaba posteriormente Vartanyan, "que el éxito
de nuestro equipo al localizar el grupo de avanzada, y nuestras
acciones posteriores, desbarataron el intento de asesinar a los `Tres
Grandes`".
La operación alemana se había planificado con gran cuidado. La Abwehr,
inteligencia militar alemana, había descifrado las claves navales
estadounidenses el mes anterior y disponía de todos los detalles de la
reunión, según recordó hoy el periódico The Telegraph de Londres, y
había designado a su agente más confiable, Otto Skorzeny, para
ejecutar el asesinato en la que se conocía como la Operación Salto
Largo.
Pero un oficial de inteligencia soviético, Nikolai Kuznetsov, que se
había infiltrado como el Teniente Primero Paul Siebert en el ejército
alemán, había logrado forjar una amistad con el mayor de las SS Ulrich
von Ortel quien, en una noche de borrachera, le reveló el secreto y
comentó que ya se estaba entrenando un equipo especial en Copenhague.
De este modo, la inteligencia soviética tomó conocimiento del complot.
La URSS estaba a cargo de la seguridad de la conferencia, que tuvo
lugar en la embajada soviética en Teherán. Calle por medio, y unida
por un túnel construido ex profeso, se encontraba la embajada
británica. Gran Bretaña, en ese momento, ocupaba las costas persas del
Golfo y del Estrecho de Ormuz.
Según recordó posteriormente Vartanyan, "por esos tiempos Teherán
estaba inundada de refugiados, mayormente personas de buena posición
económica que escapaban de los riesgos de la guerra. Eso incluía unos
veinte mil alemanes, entre los cuales se escondían los agentes nazis."
Los espías de Berlín eran aproximadamente 400, y contaban además con
la protección que les extendía el Shah Mohammad Reza Pahlavi, que
tenía abierta preferencia por Hitler.
El espía fallecido era hijo de un comerciante de origen armenio que
venía trabajando para la inteligencia soviética en Persia desde 1930 y
siguió haciéndolo hasta principios de la década de 1950, donde creó
una activa red de espionaje.
Antes de sus acciones durante la conferencia de Teherán, Vartanyan
había desbaratado también un complot de espías británicos que se
estaban preparando en Persia para infiltrarse en el Asia Central
soviética, en 1942.
Más tarde, relató del siguiente modo los hechos: "fieles a sus
costumbres, los ingleses siguieron haciéndonos maldades pese a ser
nuestros aliados. Prepararon un grupo especial y organizaron una
escuela de entrenamiento de subversivos y espías para que actuaran
dentro de territorio soviético".
Bajo el nombre supuesto de Amir, se infiltró en esa escuela y pasó los
nombres de los alumnos a la inteligencia soviética, que los obligó a
actuar de doble agente tras permitirles el ingreso a la URSS.
Irónicamente, Vartanyan agregaba que "aproveché seis meses de
entrenamiento en esa escuela, así que estoy muy agradecido a la
inteligencia británica".
En 1981 la Unión Soviética produjo una película sobre la operación de
Vartanyan, Teherán-43, con la actuación estelar de Alain Delon.

-- 

Néstor Gorojovsky
El texto principal de este correo puede no ser de mi autoría



Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular