[R-P] [Máximo Quitral] La crisis de la política neoliberal en Chile

Néstor Gorojovsky nmgoro en gmail.com
Vie Jun 24 07:19:13 MDT 2011


Gentileza Revista Digital ZOOM

La crisis de la política neoliberal en Chile
Por Máximo Quitral

La sociedad chilena lleva varias semanas movilizándose por distintos
motivos. Ya sea por temas medioambientales, por alcanzar una
democracia que verdaderamente los represente, por la inaceptable
permanencia del lucro en la educación, por la reiterada
criminalización de nuestro pueblo mapuche o, simplemente, porque los
políticos ya no les consideran. Lo cierto es que esta especie de
radicalización de los movimientos ciudadanos ha provocado una
preocupación alarmante en los distintos sectores políticos, que
sienten que la democracia se está debilitando y, además, se estarían
reforzando los históricos clivajes. Es por eso que algunos
especialistas han planteado una pronta reforma al presidencialismo
chileno, siendo éste reemplazado por un semipresidencialismo similar
al modelo francés. Otros también insisten en que el sistema electoral
binominal ya no se condice con la realidad y proponen crear uno más
proporcional. En otros casos, se habla de instalar, en el corto plazo,
una asamblea constituyente para mejorar la actual Constitución.

Todos estos proyectos son bastantes interesantes, pues plantean
cambios estructurales muy de fondo, los cuales no pasan solamente por
la ya aplicada política de los acuerdos. Chile necesita hoy de una
apertura de los espacios políticos, debe generar liderazgos políticos
surgidos desde las mismas fuerzas ciudadanas, las que en muchos casos
ni siquiera se sienten atraídas por los actuales representantes
políticos. Chile ha evolucionado; hoy es más pluralista, exigente en
sus demandas, aspiracional en sus anhelos, pero está cansado de que
sus problemas no tengan una pronta solución y que lo económico se
imponga a lo social.

Lamentablemente, los partidos políticos no son capaces de canalizar
esas demandas, por al menos dos cuestiones: la primera es que sus
dirigentes se olvidaron de mantener una permanente vinculación con el
mundo social, el que los nutre de las demandas y les sugiere
soluciones. Como segundo elemento, gran parte de los políticos
hicieron de la política un negocio, encajando a la perfección con los
grupos económicos de mayor influencia en Chile y limitando su propio
rango de acción. Es por eso que la derecha y la Concertación están en
un enorme problema, ya que cada día que pasa la evaluación ciudadana
de ambos bloques tiende a ser negativa. Por ejemplo, ha ido aumentando
el rechazo al gobierno, redundando esto en que se agudice la
desafección política. Una encuesta nacional reflejó que el gobierno de
Sebastián Piñera presenta un 35% de adhesión y cerca de un 55% de
rechazo. Por el otro lado, la realidad de la Concertación no es de las
mejores. El porcentaje de adhesión sólo llega al 23%, pero los niveles
de rechazo están bordeando el 67%, panorama nefasto para un bloque que
no está en condiciones de comenzar un proceso de retorno al poder. Así
de tajante.

El escenario político es entonces preocupante, ya que en el fondo lo
que está ocurriendo en Chile es que su tan alabado “modelo económico”
no lo es tanto, pues ha generado mayor desigualdad que equidad, más
pobreza y, por decir lo menos, un modesto desarrollo. Pero lo que es
peor, en 20 años se hizo poco y nada para corregirlo. Es decir, el
bipartidismo artificial que impera en Chile ya no es capaz de
responder a las necesidades de gran parte de los chilenos y eso está
provocando que, particularmente los jóvenes, comiencen a exigir
mayores espacios y mayores oportunidades. Chile cambió de golpe, es
cierto, pero también la llegada de la derecha al poder contribuyó a
exaltar los ánimos y empujó las movilizaciones. Para algunos eso es
horroroso, pero hay que recordar que esto es parte de la democracia,
la opción de poder expresar el descontento ante un sistema pernicioso
para los grupos que han sido excluidos permanentemente. Chile ya no es
el mismo, aunque a muchos les duela.

El autor es Investigador del Instituto de Estudios Internacionales de
la Universidad Arturo Prat-INTE de Chile.

-- 

Néstor Gorojovsky
El texto principal de este correo puede no ser de mi autoría



Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular