[R-P] Editorial flamígero de LN sobre "inseguridad" y mi respuesta

Fernando Cassia fcassia en gmail.com
Lun Sep 27 06:54:17 MDT 2010


LO QUE REPRESENTA EL CASO CAROLINA PIPARO

Carolina Piparo, la mujer que fue baleada en una salidera bancaria, ha
manifestado su decisión de radicarse fuera de la Argentina "lo antes
posible", porque ya no soporta vivir más en la inseguridad.

Nadie puede dejar de comprender que haya tomado una decisión
semejante, en la cual está acompañada por su marido. En menos de dos
meses todo cambió en sus vidas. Ella hoy está viva por milagro y bajo
custodia policial, y ambos comparten el sufrimiento por la injusta
muerte de su bebe recién nacido, Isidro. Junto a ellos están sus
familiares, que señalan que la pareja está "con mucho miedo", porque
siente que, más allá de que haya nueve imputados en la causa, no se ha
hecho ni se está haciendo nada. Ese pensamiento se vio plasmado, hace
unas semanas, cuando el marido de Carolina declaró a la prensa que el
propio gobernador bonaerense, Daniel Scioli, le había expresado que
tenía "las manos atadas" para actuar.

Curiosamente, esta decisión de los Piparo está enmarcada por dos
hechos que han tenido como protagonista al ministro de Justicia y
Seguridad de la Nación, Julio Alak, y que se contradicen entre sí. Nos
estamos refiriendo a la posición de este funcionario con respecto a
los índices del delito en el país. Luego de que, días atrás, el
ministro afirmara ante el Congreso que, a partir de 2003, "se cortó el
crecimiento del delito" y que el crimen había disminuido el 37 por
ciento en el gobierno de los Kirchner, acaba ahora de reconocer que en
realidad el delito aumentó. El viernes último, desde el ministerio, se
difundió el índice de criminalidad de 2008, según el cual los hechos
delictivos aumentaron 7 por ciento en la escala nacional y 25 por
ciento en la provincia de Buenos Aires, mientras que en la ciudad de
Buenos Aires la cifra subió un 2 por ciento.

Independientemente de este reconocimiento, que se hacía absolutamente
necesario para demostrar a la opinión pública que el Gobierno entendió
por fin que la preocupación por la inseguridad -en el primer lugar en
cualquier encuesta que se realice en la Argentina sobre cuál es el
problema más importante para los ciudadanos- no ha sido nunca una mera
"sensación" (como desdichadamente se dijo alguna vez), lo que le
ocurrió a Carolina Piparo, con toda su terrible carga de violencia y
crueldad -en su declaración, narró que fue brutalmente golpeada antes
de ser baleada y que no le tuvieron piedad cuando les advirtió a sus
atacantes: "No me hagan nada que estoy embarazada"- va más allá del
terrible hecho individual. No ha sido otra salidera bancaria más.

Este es un caso testigo de, por un lado, hasta qué niveles de
ensañamiento y de desprecio por la vida está llegando el delito en la
Argentina y, por otro, cómo la desidia y la indiferencia de las
autoridades parecen empujar ahora a los ciudadanos fuera de su país.
Hoy ni siquiera están libres de la violencia, los robos y los
asesinatos aquellos que en los años noventa decidieron fijar su
residencia en barrios cerrados y countries, buscando un tipo de vida
más saludable que la urbana, lejos del ruido y la polución, y
confiando plenamente en la seguridad que podían encontrar también
allí. Pues bien, todo eso ha cambiado y ya no se diferencia en las
noticias policiales si los delitos han ocurrido en la ciudad, en el
conurbano o en los countries, porque también la inseguridad se ha
enseñoreado de estos lugares.

Muchas veces, desde estas columnas, hemos señalado el hecho de que son
muchos los delitos que se cometen y que no se denuncian, porque la
gente se ha cansado de no ser escuchada. Por eso, los índices que
manejan hoy las autoridades siguen siendo parciales para reflejar
enteramente una realidad que crece con las horas. Quizás esta decisión
tan personal de Carolina Piparo logre ser un símbolo para todos
nosotros sobre la necesidad de poner un límite definitivo ante tanta
criminalidad, que, lamentablemente, en su horror también está
reflejando como en un espejo el grado de violencia e irracionalidad en
que estamos viviendo los argentinos.

------------

Mi respuesta por acá.
http://nerd-progre.blogspot.com/2010/09/la-nacion-solo-aca-hay-muertos-en-robo.html

FC




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular