[R-P] Papel Pfrensa y los diarios del interior

nahum mirad redacccionnahum en gmail.com
Sab Sep 4 16:09:00 MDT 2010


El tema Papel Prensa no apareció hace 10 días para los diarios del Interior

Por Nahúm Mirad (*)

“Es deplorable que un simple juego de intereses haya colocado a tres
destacados exponentes del periodismo en una posición antinómica con la
mayoría del periodismo nacional”. Lejos de ser una opinión desde
posturas oficialistas (a menos que aceptemos que se trató de un
kirchnerismo precóz) este párrafo se encuentra en las páginas del
diario cordobés La Voz del Interior, en la actualidad propiedad del
Grupo Clarín.

Publicaba en marzo de 1979, la nota remitía a un documento de Adepa.
El precio del papel “constituye una amenaza a las libertad de prensa
en la medida que puede determinar el cierre de periódicos que luchan
por sobrevivir”, continuaba la nota citando a Carlos Ovidio Lagos (por
entonces presidente de Adepa y dueño del diario La Capital de
Rosario). “La industria del papel de diario no debe montarse a
expensas del periodismo nacional con un alto costo que lesione la
libertad, para beneficio exclusivo de los tres diarios copropietarios
asociados al Estado”, sentenciaba Adepa por entonces.

Cuentan los editores memoriosos, que además de Ovidio Lagos y los
representantes de La Voz del Interior, quienes conducían La Arena de
la Pampa y Comercio y Justicia de Córdoba -entre otros-, fueron
algunas de las voces que se oponían al lugar dominante que adquirirían
los diarios capitalinos tras el traspaso de acciones de la productora
papelera. El ciudadano agudo notará que entre los documentos que
sustentan el informe presentado días atrás por el Gobierno Nacional,
existe un acta de la Junta Militar, donde consta que se requiere a
Clarín, Nación y La Razón vendan a los diarios del interior un alto
porcentaje accionario en "las mismas condiciones en las adquirieron".
Un anexo al acta incorpora a nuestra historia (y en la suerte de la
prensa de todo el país) un rotundo "No" como respuesta. "Quien
controla Papel Prensa controla la palabra impresa en la Argentina"...
No quedaban dudas por entonces.

El consumo total de papel para periódicos en nuestro país casi llega,
hoy por hoy, a 240.000 tn por año. Papel Prensa produce algo más de
170 mil tn. El resto debe importarte. Es cierto que hoy Papel Prensa
está vendiendo -tenemos entendido que sin restricciones- a quienes
quieran comprar. Es cierto también que a veces la importación es mas
"barata" que la producción nacional y es en esos momentos donde la
disponibilidad de lo producido en Argentina se flexibiliza. Pero los
buenos precios internacionales pueden obtenerse cuando se negocia en
grandes cantidades, cuestión que está lejos de periódicos que venden
2.000 o 3.000 diarios en poblaciones de 40.000 habitantes.

No obstante su "pequeñez" ante los ojos de las grande urbes, la
sumatoria de estos periódicos conforman una verdadera red informativa
con un profundo anclaje en las comunidades del interior. Esta red,
lejos está de poderse adaptar a las altas y bajas de los precios
internacionales. Lejos está de poder consolidar proveedores
internacionales y más lejos aún está de poder negociar precios.

Un ejemplo que me queda a mano: El diario de Villa María, empresa
cooperativa, con una tirada de 6.000 ejemplares es el periódico más
importante del la zona de influencia de esta rica cuenca lechera. Los
villamarienses leyeron su periódico impreso sobre papel chileno, ruso,
estadounidense, canadiense incluso hasta chino. A diferencia de un
diario grande o mediano, de los que son atendidos regularmente por
Papel Prensa o que pueden importar hoy a 500 dólares por tn, la
definición de sobre que soporte imprimir no es una elección de
estrategia de costos, se trata de imprimir sobre "lo que se consiga",
pagando en la actualidad cerca de 800 dólares por tn a revendedores.

Una observación sobre la que elegimos detenernos: ¿Qué tipo de
información no pueden agregar o recortan los diarios del interior sin
acceso “facilitado” al papel? Generalmente, por su firme inserción
comunitaria, la información que se recorta es la nacional. Es decir,
se pierde mirar el país, sus avances y problemáticas, con los “ojos
del lugar de pertenencia”. Y esa mirada se reemplaza por la de los
medios capitalinos, que también son “regionales” (esta brillante
afirmación es de Sergio Santesteban, editor general de La Arena). Se
afecta así, también, la construcción simbólica de un país desde y para
cada aldea. Se impacta sobre la posibilidad de construir un verdadero
federalismo. Se acentúa el relato construido desde “el puerto”...

No hace falta ser un experto economista para comprender que una
empresa con su principal insumo "calzado" en cuanto aprovisionamiento,
precio, calidad, financiamiento, etc. será tanto más próspera y tendrá
mayor capacidad para planificar su desarrollo que otra cuyo insumo es
procurado de manera absolutamente inestable. Esta situación ubicada en
un escenario donde, en determinadas regiones con mercados seductores
para los grandes diarios, se entabla una competencia entre quienes
controlan el insumo y quienes no lo hacen, no tarda en definir
ganadores y perdedores. Tras 30 años de este esquema, los diarios
regionales debieron vender a grupos económicos con capacidad de compra
(muchas veces asociados a capitales extranjeros); debieron endeudarse;
se cooperativizaron tras quebrar; sobreviven a duras penas, sin poder
agregar páginas, diversificarse, etc.; o directamente cerraron.

Esta verdad de perogrullo -creemos desde Dypra- es el núcleo del
problema a atacar, y el camino no es otro que producir la totalidad de
papel que se requiere para el consumo nacional, con precios nacionales
y sin posiciones dominantes en cuanto al abastecimiento tanto para los
emprendimientos comerciales como para aquellos sin fines de lucro. Y
esto debe ser política de Estado en materia de democratización de las
comunicaciones. Es en este sentido que decimos que el envío del
proyecto para declarar la producción de papel para periódicos como de
interés público al Congreso, constituye una oportunidad histórica. Más
allá de las fracciones políticas de pertenencia, abrigamos la
esperanza de que los legisladores mirarán en cada una de sus
provincias e indagarán sobre la situación de la prensa escrita en su
complejidad y diversidad.


* Presidente de Dypra


--
Atte.
-----------------------------------------------------
Lic Nahúm Mirad
[Presidente Dypra]
[Coordinador Editorial Comercio y Justicia]
[Cel: 0351 153520710]
[msn: nahummirad en hotmail.com]
[skype: nahummirad]
-----------------------------------------------------
[Antes de imprimir este e-mail
piense bien si es necesario hacerlo.

Una sociedad crece bien cuando

las personas plantan árboles cuya sombra

saben que nunca disfrutarán]

-----------------------------------------------------




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular