[R-P] LAS ENERGÍAS ALTERNATIVAS COMO EXCUSA DE LAS PETROLERAS

Carlos Andrés Ortiz cpn.caortiz en gmail.com
Lun Oct 11 08:23:21 MDT 2010


LAS ENERGÍAS ALTERNATIVAS COMO EXCUSA DE LAS PETROLERAS

La muy fuerte promoción de las denominadas “energías alternativas”,
tal como sucede en muchos otros aspectos de la compleja realidad socio
económica mundial, no es inocente, y esconde muy sucios y oscuros
intereses, que el ciudadano común suele ignorar; e incluso en muchos
casos se niega a ver, pues los procesos de manipulación mediática son
tan perversos y sutiles que llegan a bloquear por completo la
capacidad de análisis objetivo; y mucho más cuando el tema es muy
complejo como sucede con la energía eléctrica.

Las observaciones aquí señaladas se refieren a servicios
interconectados, sirviendo en cambio las energías alternativas para
servicios aislados, en los que no es posible o es muy caro llegar con
una línea de interconexión.

El propio lenguaje es confuso, y no por casualidad. Se habla tanto de
“energías alternativas”, como de “nuevas fuentes de energía” y
“energías renovables”; prácticamente como si fuesen sinónimos, siendo
que no son exactamente lo mismo, y para peor las propias
denominaciones son inexactas o se prestan a confusiones y
distorsiones.

“Alternativas” implica conceptualmente “que reemplazan a las
convencionales”, lo cual es esencialmente falso pues no pueden
sustituir la generación de base, siendo tan solo “soluciones”
marginales de pequeños porcentajes de la demanda total. ¡Y no se
menciona que sus costos son mucho más altos, y no son “neutras”
ambientalmente1

“Nuevas fuentes” no es del todo cierto, pues de algún modo hace siglos
que el hombre utiliza los vientos y el calor del sol.

“Energías renovables” es un concepto mentiroso, desde la propia
definición de la ley nacional 26.190, pues arbitraria e infundadamente
excluye a las hidroeléctricas de más de 30 MW. Y por otra parte, dadas
las grandes existencias de uranio y el muy bajo consumo por KWh, la
energía nuclear podría ser también considerada “renovable”.

Pero lo más perverso de la promoción a ultranza de las “renovables”
(podría usarse cualquiera de las tres definiciones similares), es el
hecho que en verdad se las utiliza como excusa “vendible” (o sea “para
la tribuna”) para impedir o al menos demorar las usinas
hidroeléctricas y nucleares; con lo cual se benefician los poderosos
intereses de las grandes petroleras y gasíferas transnacionales,
principalmente los lobbies de las megas empresas anglosajonas de
petróleo y gas.

Curiosamente, es conocido que las grandes petroleras británicas y
estadounidenses son los principales financistas de las grandes ONGs
“ecologistas”, las cuales retribuyen tanta “generosidad” no solo con
los constantes ataques a “la competencia” (o sea: ataques a las usinas
que NO consumen petróleo o gas), además es evidente que esas
transnacionales de la ecología son muy “modositas” y cuidadosamente
limitadas, cuando se trata de criticar desastres ambientales
provocados por las mismas petroleras.

El doble discurso y la actitud falaz (por no decir hipócrita) del
fundamentalismo ecolátrico se puso de manifiesto nuevamente, al
constatarse los cómplices silencios que acompañaron las instalaciones
de nuevas usinas termoeléctricas (que queman petróleo), siendo muy
distintas sus posturas y actitudes cuando de hidroeléctricas se trata.
Es decir esos pseudo ecologistas literalmente “ponen el grito en el
cielo” e incluso patotean abiertamente, cuando se trata de impedir
usinas hidroeléctricas –que justamente son las menos contaminantes-,
mientras que “miran para otro lado” cuando se siguen instalando usinas
termoeléctricas, que son muy contaminantes. ¿Cómo se entiende ese
doble mensaje?

En Santa Fe Capital y en la Provincia de Entre Ríos, existen varios
grupos ultra ecologistas minúsculos pero muy ruidosos y
combativos…cuando se trata de oponerse a las usinas hidroeléctricas.
Pero “hacen mutis por el foro” (silencio de radio total) ante la
instalación de las dos megas usinas termoeléctricas en Campana y
Timbres (prácticamente en sus narices); lo mismo algunos grupúsculos
agresivamente anti hidroeléctricos de Goya –Corrientes- que no dijeron
“ni mu” al instalarse en plena ciudad una olorosa, ruidosa y
contaminante usina Diesel; situación calcada en Aristóbulo Del Valle
–Misiones-, donde los vociferantes “expertos” anti represas guardaron
cómplices silencios y “no sabían” que se instaló una usina Diesel en
pleno pueblo. En este último caso tampoco dicen nada respecto a los
agrotóxicos que envenenan a tantos colonos y causan cánceres y
horrorosas malformaciones genéticas…¡pero de eso no se habla!

Lo que no se dice –y que mucha gente de buena fe no sabe- es que esa
proliferación de usinas termoeléctricas, instaladas de apuro ante la
severísima crisis energética que prohijó el perverso modelo
“noventista” neoliberal, es consecuencia de las dilaciones y en su
momento congelamientos de las obras hidroeléctricas y nucleares.

Dicho en castizo más claro: los propios fundamentalistas de la
ecología son corresponsables directos de la actual crisis energética y
de la falta de alternativas reales –técnica y económicamente
factibles-, por lo cual en este momento no queda otra posibilidad que
seguir “tapando agujeros” instalando usinas Diesel y turbinas de gas,
para evitar el colapso del sistema eléctrico interconectado.

Por eso, no es casual que los Alsogaray (padre e hija) hayan trabajado
a dúo, uno fomentando las usinas devoradoras de petróleo y gas, y la
otra –con sus ayudantes y lacayos- se haya ocupado de “darles manija”
a los “ecoloquitos” para frenar a “la competencia” -las construcciones
de hidroeléctricas y nucleares-.

Seguramente es simple casualidad que el medio periodístico de Misiones
que encabeza la virulenta –y llena de falacias- campaña anti
hidroeléctrica, es del mismo grupo empresario que transportaba
combustible para los grupos electrógenos –verdaderos devoradores de
combustible- en los que esta provincia basaba su generación eléctrica,
hasta que la económica y limpia generación hidroeléctrica de Urugua-Í
los suplantó.

También resulta ilustrativo constatar como algunos fundamentalistas de
la ecología –ante el ridículo público de defender disparates técnicos
sin fundamento- empiezan a reconocer que la energía eólica no es
factible en el NEA, por no tener vientos constantes. Y que la energía
solar tiene insalvables limitaciones para el funcionamiento
interconectado –es carísima y …¡de noche no funciona! Salvo que se
quieran implementar subsidios “a la alemana” (allá “los verdes” los
impusieron a la fuerza), pues los costos por KWh solar son veinte (20)
veces más caros que la energía promedio de red, a valores de Buenos
Aires (tomado de una publicación técnica solar).

Pero ahora los ecólatras enarbolan las banderas del hidrógeno
(sumamente caro y con otras limitaciones técnicas muy serias), de la
biomasa (solución parcial, pero solo eso); por no mencionar el
disparate de afirmar que en Misiones podría utilizarse la geotermia
¿acaso existen geyseres u otros afloramientos de calor de la tierra?
¡Solo les queda afirmar que en el NEA podríamos tener usinas
mareomotrices, pese a no tener costas marítimas!

Mientras tanto, algunos pillos siguen usando y abusando de la buena fe
de los “perejiles” ecologistas, que con extrema ingenuidad siguen
siendo dóciles peones al servicio de las petroleras…¡y del
subdesarrollo crónico!



C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Investigador de temas económicos y geopolíticos
Ex Investigador y Docente = Facultad de Ciencias Económicas = UNaM
Especialista en Gestión de la Producción y Ambiente – Fac. de Ing. = UNaM
Tesista de la Maestría en Gestión de la Energía  = UNLa – CNEA
Docente de Economía – Esc. Normal 10 – Nivel Terciario
Docente de la Diplomatura en Geopolítica – Inst. Combate de Mbororé




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular