[R-P] Cómo se hace...

Néstor Gorojovsky nmgoro en gmail.com
Mar Mar 30 07:19:05 MDT 2010


[Sabiduría política de "La Nación": en vez de decir lo que piensa
("que los ganaderos exporten toda la carne que quieran y cobren en
dólares") se pone en defensora de los pobres trabajadores de la carne.
También de este modo se hace juambejustismo...

Además, el titular enfatiza la escolta policial, claro.

Como si algún funcionario de los gobiernos afines a "La Nación"
hubiera bajado a discutir personalmente con los trabajadores, alguna
vez, con o sin escolta...]

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1248851&origen=NLTitu

La crisis de la carne
Piquete de obreros contra Moreno
Protestaron ante la Secretaría por la crisis del sector; el
funcionario bajó a hablar, escoltado por la policía
Noticias de Economía
Martes 30 de marzo de 2010

José Crettaz
LA NACION

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, recibió ayer un
golpe que no se esperaba: una movilización de trabajadores de la
industria de la carne se movilizó hasta su oficina y, durante varios
minutos, con cánticos pegadizos, se dedicó a insultarlo por la crisis
que vive el sector.

Según el Sindicato de Trabajadores de la Carne del Gran Buenos Aires,
de los 31.000 operarios que trabajan en la industria, hay más de
20.000 con problemas laborales que van desde el adelanto forzado de
vacaciones y las suspensiones hasta el despido directo. El origen del
conflicto es el cierre de las exportaciones de carne ordenado por
Moreno para que baje el precio del producto en las carnicerías.
"Hicimos un relevamiento sobre 173 empresas que tienen un total de
31.000 empleados. De ese total, están parados o suspendidos 3640
trabajadores. En 97 plantas hay reducción horaria, garantía horaria o
adelanto de vacaciones, lo que alcanza a 13.189 empleados. En 32
empresas de servicios [faena o despostada para terceros] están con
problemas de empleo 3864 trabajadores. En total, hay 21.193 empleos en
riesgo", enumeró Silvio Etcheum, secretario del gremio. El dirigente
es un viejo crítico de la política comercial de Moreno, lo que le
costó la intervención de su sindicato.

Estos números serán puestos sobre la mesa hoy, en una reunión que se
realizará en el Ministerio de Trabajo, en la que un sector del
gremialismo pedirá que el Estado subsidie 1.644.880 horas hombre, lo
que equivale a más de 18 millones de pesos. De ese encuentro, según
prometió ayer Moreno, saldrán las respuestas que los empleados le
reclamaron ayer. La particularidad de esa movilización fue
precisamente que no se trataba de un sindicato tradicionalmente
opositor a Moreno.

Ayer fueron los trabajadores enrolados en el Sindicato del Personal de
Frigoríficos de Carnes liderados por su secretario general, Segundo
Molina, los que protestaron. "Parece que los funcionarios del gobierno
nacional y los empresarios están jugando a ver quién la tiene más
larga y los que estamos padeciendo somos los trabajadores, que hace
cinco meses que estamos sin trabajo", se quejó Molina, según consignó
la agencia DyN.

Moreno recibió a Molina en su despacho y bajó a hablar con los
trabajadores, a los que les prometió soluciones. Cuando el secretario
de Comercio Interior, custodiado por la Policía Federal, salió a
enfrentar la manifestación, tuvo que gritar para hacerse oír entre los
reclamos de los trabajadores. "Dejá de vender merluza", le dijo un
operario; "El pan en mi barrio vale ocho pesos"; "Queremos soluciones
ya, no mañana", fueron algunos de los reproches que debió oír el
funcionario, que, en las reuniones de la cadena de la carne que se
hacen todos los viernes en su oficina, se jacta de actuar en beneficio
de los asalariados.

Molina explicó que "algunos de los frigoríficos del Gran Buenos Aires
están pagando 800 pesos" a sus empleados como "garantía horaria,
porque nadie está trabajando" y manifestó que "cuando se trabaja con
normalidad, los trabajadores perciben unos 2000 pesos" por mes.

Desde que, en 2006, el Gobierno cerró totalmente las exportaciones de
carne para frenar la suba de los cortes vacunos en el mostrador, la
comercialización de este producto nunca se normalizó. Desde aquella
época, rigen cupos de ventas al exterior, precios máximos para la
hacienda en pie, valores sugeridos al consumidor y ofertas organizadas
por el propio Moreno.

LA NACION intentó infructuosamente comunicarse ayer con el secretario
de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Carne, José
Fantini, un gremialista cercano a Moreno.

-- 

Néstor Gorojovsky
El texto principal de este correo puede no ser de mi autoría




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular