[R-P] Malvinas en la ONU

Néstor Gorojovsky nmgoro en gmail.com
Mie Dic 15 05:23:22 MST 2010


NUEVA YORK, NACIONES UNIDAS, 14(PSI). MALVINAS, LA CUESTIÓN PENDIENTE
DE UN EXITOSO PROCESO DESCOLONIZADOR. (por Jorge Argüello *).  El
formidable proceso de descolonización que el mundo comenzó en 1960 con
la Resolución 1514 de la Asamblea de las Naciones Unidas cumple este
14 de diciembre medio siglo, pero el compromiso que tuvo Argentina en
ese proceso histórico sigue hasta ahora sin la mejor recompensa para
nuestro propio país, por el resabio colonialista que significa la
“Cuestión Malvinas”.

               La fiesta popular que el 25 de mayo pasado recorrió el
país para celebrar otro gran aniversario, el Bicentenario del
nacimiento de la Argentina como nación libre y soberana, extendió este
año una alegría ciudadana por casi todo el país que también debía
involucrar, y no pudo, a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y
Sandwich del Sur, apropiadas por Gran Bretaña.

               En ese sentido, una estrecha relación une la gesta
libertadora iniciada en 1810, que encendió la libertad soberana de
toda Sudamérica hace 200 años, con esa resolución 1514 de la ONU que
ahora cumple 50: ambos acontecimientos políticos abrevan en el mismo
espíritu anticolonialista.

              Por lo tanto, ni el chauvinismo, ni una construcción
territorialista de la identidad nacional, ni mucho menos el
patriotismo mal entendido, tienen que ver con la justa defensa de
nuestros derechos soberanos sobre las islas usurpadas por Gran
Bretaña.

              En positivo, hay dos acontecimientos clave que vale
evocar ahora, y el primero de ellos es la aprobación hace exactamente
medio siglo por parte de la Asamblea General de la ONU de la
“Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y
Pueblos coloniales”, contenida en aquella Resolución 1514 de 1960, que
fue el instrumento que rigió todo el proceso descolonizador en defensa
de pueblos hasta allí sometidos o subyugados por un poder colonial.

              El segundo hecho relevante, ocurrido años más tarde, en
1965, involucró específicamente a la Argentina, con la formalización
de la así llamada “Cuestión Malvinas”, que la Asamblea General de la
ONU pasó a considerar un caso “especial y particular” de
descolonización ya que el mismo supone una disputa de soberanía entre
dos partes: Argentina y el Reino Unido. Se trató de un gran éxito
diplomático de nuestro país (94 votos a favor, 14 abstenciones y
ninguno en contra) por medio del cual la ONU convocó a Inglaterra y
Argentina a negociar la soberanía de las islas.

              La “Cuestión Malvinas” fue reconocida desde entonces
como diferente de otros antecedentes de colonialismo, porque no existe
allí un pueblo sujeto a la dominación o explotación extranjera, como
estipula la Resolución 1514 y, por lo tanto, no resulta aplicable el
Principio de Autodeterminación, sino el otro principio rector de la
Descolonización: la Integridad Territorial.

              Es que las manifestaciones del colonialismo son diversas
y diversos son los modos de revertirlo. Recordemos que en Malvinas,
luego de desalojar a los habitantes de las islas y su gobierno en
1833, el Reino Unido prohibió su regreso y transplantó a un conjunto
de ciudadanos británicos convirtiéndolos, así, en instrumento de su
dominación.

              Desde aquella Resolución de 1965, la ONU ha venido
instando a las dos partes a retomar las negociaciones por la soberanía
de las islas. Ni siquiera el conflicto armado de 1982 alteró para la
ONU la vigencia ni la naturaleza política y jurídica de la disputa de
soberanía, al punto que al final de ese año pidió a ambos gobiernos
que reanudaran negociaciones bilaterales.

              El Comité de Descolonización de la ONU, integrado
actualmente por 28 miembros, rechaza la negativa británica a buscar
una solución negociada y ha sido testigo a través de los años del
firme compromiso argentino, hoy renovado, con una solución de la
disputa que respete el modo de vida y los intereses de los habitantes
de las islas, consagrado hasta en la Constitución Nacional de 1994.

               Hace 200 años, una nación se levantaba contra el doble
estándar de ciudadanía, soberanía y libertad que pretendía legitimar
una potencia colonialista en tierras americanas, y nacía la Argentina.
Hace 50 años, la ONU abrió pacíficamente la puerta para erradicar
ejemplos de esa doble vara, y decenas de colonias pudieron convertirse
en Estados libres y soberanos, hoy miembros plenos de las Naciones
Unidas.

               El mismo camino, de convicción, firmeza y perseverancia
es el que nos llevará en el tiempo, de la mano de la diplomacia y con
la solidaridad regional, a recuperar lo que siempre ha sido nuestro
por derecho.

                Entonces, hablar de la “Cuestión Malvinas” será
también parte de esa historia aún por escribir.  (* Embajador.
Representante Permanente de la Argentina ante las Naciones Unidas.).-
X

NUEVA YORK, 14(ANS-PSI).-  SESIÓN ESPECIAL EN LA ONU A 50 AÑOS DE LA
RESOLUCIÓN 1514.  La Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará
hoy una sesión conmemorativa por el cincuentenario de la adopción de
la resolución 1514 sobre descolonización.

             La misma reconoció el derecho de libre determinación de
todos los pueblos y proclamó que debía ponerse fin al colonialismo de
forma rápida e incondicional.

             En la Declaración se señala que la sujeción de pueblos a
una subyugación, dominación y explotación extranjeras constituye una
denegación de derechos humanos fundamentales.

              El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon manifestó
que "aún quedan 16 territorios no autónomos en el programa de las
Naciones Unidas. Hasta que su condición política no se resuelva
satisfactoriamente, los ideales de la Declaración de la Asamblea
General sobre Descolonización seguirán sin cumplirse".

              De la Sesión Especial participará el Presidente de la
Asamblea General y ex- Presidente de Suiza, Joseph Deiss; el
Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon y el Presidente del Comité
de Descolonización, Donatus St. Aimee.

               Harán uso de la palabra los representantes de los
grupos regionales que conforman la Asamblea General compuesta por 192
países miembros. En representación de los 34 países que conforman el
GRULAC (Grupo Latinoamericano y el Caribe), hablará el Embajador Jorge
Valero, Representante Permanente de Venezuela.

                "Venezuela -anticipó el Embajador argentino ante ese
Organismo, Jorge Arguello- hará un expreso llamado a la implementación
de la Resolución 2065, de 1965, referida a la Cuestión Malvinas".

                La resolución 2065 define a la Cuestión Malvinas como
un caso "especial y particular" de descolonización ya que supone una
disputa de soberanía entre dos partes: el Reino Unido y la Argentina.
Asimismo, insta a ambas partes a iniciar la negociación sobre la
soberanía de las islas.

                 Dicha negociación no ha podido implementarse de modo
concreto debido a la renuencia británica.

                  "El proceso de Descolonización de las Naciones
Unidas es, con seguridad, el gran logro de las Naciones Unidas. En
1960, cuando se puso en marcha el proceso descolonizador en el mundo,
la ONU tenia solo 99 países miembros. Hoy, producto del éxito del
proceso, son 192 los países miembros", manifestó Arguello.

               El Comité Especial de Descolonización tiene en la
actualidad 28 miembros y esta presidido por Santa Lucia, actuando como
Vicepresidentes Cuba y Sierra Leona y como redactor Siria. Tiene en su
agenda 16 territorios no-autónomos, uno de ellos es el de las Islas
Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

               "Resulta paradójico que la Argentina haya sido -a lo
largo de estos 50 años- uno de los grandes soportes del proceso de
descolonización en el mundo y, sin embargo, aún esté pendiente la
recuperación de las Malvinas", concluyó el embajador Arguello.- XXX

-- 

Néstor Gorojovsky
El texto principal de este correo puede no ser de mi autoría




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular