[R-P] Los dólares "se siguen" rajando...

Gustavo Battistoni gustavo.battistoni en gmail.com
Sab Jun 20 09:40:56 MDT 2009


 PÁGINA 12

ECONOMIA › EN EL PRIMER TRIMESTRE, LA SALIDA DE DIVISAS ALCANZO A 3627 MILLONES
La fuga de dólares sigue siendo alta

En el frente financiero continúa el drenaje de divisas al exterior.
Eso es más que compensado por el excedente comercial. Por lo tanto, la
cuenta corriente arrojó un superávit de 1470 millones. La deuda
pública y privada se mantiene estable.

  	

La crisis internacional y la de-saceleración de la economía se hacen
sentir en el sector externo. En el frente comercial, la fuerte caída
en las exportaciones está siendo compensada por el frenazo de las
importaciones (ver página 11). Y en el frente financiero, la salida de
capitales continúa en niveles elevados. De acuerdo con los datos del
balance de pagos del primer trimestre, el superávit de cuenta
corriente alcanzó los 1470 millones de dólares, 12 por ciento por
debajo del mismo período del año pasado. Según el informe del Indec,
la fuga de capitales alcanzó los 3627 millones de dólares. Este
proceso estuvo compensado por los ingresos netos del sector público no
financiero y del Banco Central, principalmente los préstamos otorgados
por el Banco Internacional de Pagos (BIS), que alcanzaron los 1653
millones de dólares. Así, la cuenta financiera registró un saldo
trimestral negativo de 1831 millones de dólares.

La radiografía del sector externo para el primer trimestre de 2009
dista del escenario registrado un año atrás, cuando por ejemplo la
cuenta capital todavía mostraba entrada de divisas, por 971 millones
de dólares, y las mejoras en la balanza comercial se debían al
incremento en las exportaciones. De todas formas, se preserva un
importante superávit en cuenta corriente, cuando muchos países
periféricos están sufriendo la reversión de sus resultados externos.

La desaceleración en el nivel de actividad y las herramientas
comerciales no arancelarias desplegadas por el Gobierno para controlar
las importaciones son las principales razones del resultado. Durante
el período enero-mayo, las exportaciones se contrajeron 21 por ciento,
mientras que las importaciones se desplomaron 40 por ciento. Pese a la
mejora relativa registrada en el precio de los principales commodities
durante los primeros meses del año, la merma en las ventas al exterior
fue vía precios. En tanto, las importaciones cedieron principalmente
vía cantidades.

Así, las políticas oficiales y la realidad macroeconómica están siendo
efectivas para contrarrestar el impacto de la fuga de capitales sobre
el sector externo. La salida de divisas –la formación de activos
externos– continúa siendo fuerte, de 3627 millones de dólares en el
trimestre, pero se desaceleró con respecto al peor momento de la
crisis financiera, cuando llegaron a cerca de 6000 mil millones de
dólares. Lo que no consiguió frenar el actual escenario fue la
remisión de utilidades y dividendos al exterior por parte de las
empresas transnacionales, que en el primer trimestre crecieron
levemente, hasta 1716 millones de dólares (4,8 por ciento). Pese a la
fuerte fuga de capitales y las presiones cambiarias, las reservas del
Banco Central treparon en 267 millones en el trimestre.

Mientras que el Gobierno se esfuerza por despejar cualquier duda sobre
su capacidad de pago de los compromisos externos, la deuda externa
bruta –pública y privada–, a fines de marzo de 2009, llegó hasta los
127.534 millones de dólares, una reducción de 679 millones de dólares
con respecto del cuarto trimestre de 2008. La caída está explicada por
la deuda externa del sector privado, que se contrajo en 889 millones
de dólares, mientras que la del sector público subió 191 millones. En
la comparación interanual, la deuda subió 275 millones de dólares.

Según un informe del Estudio Bein & Asociados, el 31 por ciento total
de la deuda del Tesoro tiene como contraparte a organismos estatales
como Anses y el Banco Central. El fin de las AFJP implicó el traspaso
a manos públicas de una parte importante de la deuda. Además, la caída
en el precio de los títulos públicos permitió que varias entidades
públicas compraran deuda en el mercado. De esta forma, el Gobierno se
enfrenta a un stock de pasivos más fácil de administrar y renegociar.
Si bien la deuda sigue siendo significativa, el informe señala que el
29 por ciento de los vencimientos de este año son intra sector público
y un porcentaje mayor para 2010.




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular