[R-P] Marcos Aguinis tiene la solución para el hambre cero.

Gustavo Battistoni gustavo.battistoni en gmail.com
Lun Jul 13 21:49:01 MDT 2009


No hay que escribir medio dormido...
Es Almirante Cero...

El 14 de julio de 2009 00:36, Gustavo
Battistoni<gustavo.battistoni en gmail.com> escribió:
> [¿Le habrá pedido la receta al Comandante Zero?]
>
>
> Opinión
> ¡Hambre cero, ya!
> Por Marcos Aguinis
> Especial para lanacion.com
> Noticias de Política: anterior | siguiente
> Lunes 13 de julio de 2009 | 12:13 (actualizado a las 15:23)
>
> Mucho se habla y mucho se hace para terminar con el absurdo del hambre
> en la Argentina. Sabemos que es un absurdo y sabemos que no debería
> postergarse su solución. Porque la solución está al alcance de los
> dedos.
>
> El admirable Juan Carr ha vuelto a reiterar su sueño desde la Red
> Solidaria: ¡que para el año 2020 se termine con la atroz tragedia!
> Pero, ¿debemos esperar tanto? ¿No es como pedirle a un enfermo que
> aguante mientras impedimos que le lleguen los medicamentos apropiados?
>
> He dicho "impedimos". Claro que sí, impedimos. Porque los medicamentos
> ?es decir el dinero para conseguir la comida necesaria- se derrocha
> con impunidad en otros rubros con sucios fines políticos. Para colmo,
> incentivados por ideologías paleontológicas y mezquinos intereses
> sectoriales.
>
> No desplegaré el catálogo del ineficiente uso que se hace de las
> multimillonarias cifras que se recaudan. Sólo me concentraré en un
> solo caso que, repito, no es el único, por desgracia.
>
> Acaba de informarse que "nuestra compañía" o "su compañía" ?como
> prefiera llamarla-, la querible, manipulada y deteriorada Aerolíneas
> Argentinas gasta más de 6 millones de pesos por día. ¡Por día!,
> insisto, de cada semana, de cada mes, de cada año. Son centenares de
> millones de pesos por mes, miles de millones por año.
>
> Tantos millones deberían ser tenidos en cuenta, imaginados, pasados
> ida y vuelta por cada una de nuestras oxidadas neuronas. Porque aún no
> han suscitado el escándalo lógico, no han prendido en una lúcida
> indignación, no nos hacen preguntarnos en qué clase de manicomio hemos
> convertido a nuestro país.
>
> ¿Es imprescindible que se cometa semejante derroche? No.
>
> Pero ocurre que nos metieron en la sangre la idea envejecida de que
> debemos tener una aerolínea de bandera nacional que surca gloriosa los
> cielos del mundo. Países más relevantes que el nuestro dejaron morir
> aerolíneas quebradas, como Suiza o Dinamarca o Estados Unidos, para no
> citar muchos otros. Para salvarlas no las estatizaron ni
> "nacionalizaron" (palabra que se utiliza para disimular la
> estatización al servicio del gobierno o sus corporaciones asociadas,
> no del pueblo confundido).
>
> Chile, en cambio, tiene una compañía ejemplar, que luce la bandera
> tricolor de su país en todas las naves y folleterías, que ofrece un
> servicio de excelencia y se ha convertido en una de las más
> prestigiosas del mundo. Se llama Lan Chile (dice por todas partes
> Chile) Y es... ¡privada! ¡Qué pecado! Sí, es privada, a nadie se le
> ocurrió estatizarla ni nacionalizarla, pese a que el gobierno chileno
> es socialista desde hace tres lustros. Lan Chile rinde buenos
> dividendos a sus accionistas y éstos pagan con puntualidad sus
> impuestos. No le cuesta un dólar al ciudadano. Y fíjese: el ex
> secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, para regresar a su
> provincia lo hizo en la puntual y segura Lan Chile. Paradoja
> interesante, ¿no?
>
> Con el despilfarro descomunal de Aerolíneas Argentinas en un sólo día
> se puede acabar de inmediato con el hambre que afecta a millares de
> conciudadanos. No hace falta esperar hasta el año 2020.
>
> El viejo y sabio Aristóteles dijo "lo que es de todos no es de nadie".
> Así nos va con las estatizaciones, que la administración K ha vuelto a
> poner en marcha con su fogosa ideología setentista. Inumerables
> ciudadanos creen que, de esa forma, las empresas se convierten en
> propiedad de todo el pueblo. Mentira. No son del pueblo, sino de un
> sistema perverso que rinde beneficios directos o indirectos a quienes
> ocupan el Gobierno, más las corporaciones afines.
>
> El pueblo paga, gasta y sufre para que esas empresas estatizadas o
> nacionalizadas ni siquiera tengan la delicadeza de rendir cuenta de
> sus fechorías o ineficiencias (por ahí, excepcionalmente, guardan
> algunos estrechos islotes de honestidad).
>
> En síntesis, mientras quemamos 6 millones de pesos por día, sufren
> hambre centenares de miles de familias. ¿La Red Solidaria y Juan Carr
> han pensado en tan siniestro ridículo? ¿Se atreverán a manifestar su
> indignación? ¿Advertirán que las entidades que "son de todos", en
> realidad no son de todos? ¿Comprenderán que no es preciso aguardar
> hasta el 2020, sino dar un fuerte, inteligente, moderno y enérgico
> giro de timón?
>




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular