[R-P] [redial_s_bolivar] una buena y otra mala

Pat H.A. desdemilibertad01 en yahoo.com.ar
Mar Mayo 22 08:44:48 MDT 2007


Noticia del Diario El Exterior

Con amigos como Chávez

Bolivia perdió 1.300 millones de dólares en
inversiones y se fueron para Venezuela  
Otro proyecto que se lleva Chávez. Braskem decidió
invertir en un complejo petroquímico en Venezuela,
dejando el proyecto que había visualizado inicialmente
en Bolivia dijo el presidente de la Cámara de
Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz
(Cainco), Gabriel Dabdoub.  

Diarioexterior.com 
19 de abril de 2007  
 

Se había proyectado una inversión de 1.300 millones de
dólares en el país y se preveía una generación de 100
mil empleos para los bolivianos por las industrias que
se crean alrededor de un complejo petroquímico, dijo
el ejecutuvo. 

La empresa brasileña Braskem estaba interesada en
invertir 1.300 millones de dólares en un complejo
petroquímico en Bolivia y esperó hasta diciembre de
2006 para concretar este proyecto, pero como no hubo
respuesta del Gobierno boliviano, la empresa decidió
hacer sus inversiones en Venezuela por un monto de
2.500 millones de dólares en primera fase, para llegar
con su socia Pequiven a los 5.000 millones hasta el
2009.

Dabdoub afirmó que Bolivia perdió esta gran
oportunidad para generar un verdadero polo gas -
petroquímico con Brasil, la misma que según las
proyecciones a mediano plazo habrían generado 100 mil
empleos para los bolivianos.

"Lamentamos ver al presidente Evo Morales poniendo la
piedra fundamental del complejo petroquímico en
Venezuela, cuando ese mismo proyecto debería haberse
concretado en Bolivia. El Presidente fue testigo mudo
del macro acuerdo que tenía que llegar a Bolivia y se
ha ido a Venezuela. Se sepultaron así las ilusiones
bolivianas", señaló Gabriel Dabdoub.

El proyecto de Braskem en Bolivia preveía iniciarse en
2006 y concluir con la puesta en marcha de la planta
en 2009, la que iba a consumir 2,5 millones de metros
cúbicos diarios de gas y estimaba producir 600 mil
toneladas por años de etano, polietileno y etileno.
"Ello podría haber generado una sólida y provechosa
relación entre Bolivia y Brasil", dijo Gabriel
Dabdoub.

Este complejo petroquímico realmente hubiese dado real
valor agregado a nuestro gas, pues los expertos dicen
que puede multiplicar el valor del hidrocarburo hasta
50 veces más, en el caso de implementar una planta de
polietileno. Estos beneficios se han perdido ante esta
oportunidad que no supimos aprovechar. "Nos estamos
dejando robar los proyectos de inversión", afirmó
Gabriel Dabdoub. 

Añadió que nuestro país necesita inversiones, necesita
multiplicar exponencialmente los empleos, y lo que
hasta el momento se perciben son gestiones políticas
que desincentivan la inversión, que hasta el momento
no arranca un verdadero plan estratégico productivo de
corto, mediano y largo plazo, cuyo objetivo sea el
sacar a los bolivianos de la pobreza y poder generar
crecimiento por encima del 7% anual para que todos los
bolivianos vivimos más dignamente.

ETANOL Y EL BIODIESEL

En ese mismo tenor, Gabriel Dabdoub recalcó que no se
puede frenar el desarrollo de la industria del etanol
y el biodiésel en Bolivia, pues ello significa
inversiones, fuentes de empleo y aporte real al sector
productivo del país. 

"La Cancillería de la República se equivoca al
descartar al etanol y al biodiésel de la estrategia
energética de Bolivia. Eso es como cerrar la puerta a
las oportunidades que nos da el mundo de generar más
industrias. El gas, el etanol y el biodiésel son
complementarios dentro de la estrategia energética que
debería llevar adelante el Gobierno para acelerar
nuestra economía", resaltó

El gas tiene su mercado en la termoelectricidad, los
complejos petroquímicos y la siderurgia, además del
gas vehicular. El etanol es para combustible vehicular
y el biodiésel para cubrir el déficit de diesel que
tiene Bolivia. Todos estos productos tienen grandes
posibilidades de ser exportados a Europa, Estados
Unidos y Asia.

En Bolivia somos deficitarios en la producción de
diesel. En época de cosecha del sector agroindustrial
el 40% de la demanda de diesel debe ser importada, por
lo tanto buscar alternativas como el biodiésel es
saludable para asegurar una buena producción, comentó
el presidente de Cainco.

Hay proyectos de etanol y de biodiésel que el Gobierno
tiene la responsabilidad y obligación de incentivar,
porque son intensivos en empleos. Ello implicaría más
cosechas de caña de azúcar, soya y desarrollo de
ingenios azucareros.

Gabriel Dabdoub resaltó que estos proyectos no deben
ser ignorados y más bien el Gobierno debería definir
políticas económicas de Estado que incentive estos
emprendimientos y acelerar las normas para aprovechar
esta alternativa de generación de combustibles con
beneficios para los bolivianos. Como ejemplo hoy
Brasil exporta 3.500 millones de litros de etanol, lo
que le da ingresos al Estado.

El mundo está consumiendo cada vez más combustibles
alternativos, entre los que se encuentra en biodiésel.
En Europa en 2002 se producía 1.065 TM de biodiésel y
para el 2005 se incrementó a 2.838 TM, pero se prevé
que para el 2010 habrá un déficit proyectado para esta
región del continente de 5 millones de TM. 

Ello muestra precisamente las oportunidades que
tenemos como país de poder exportar este combustible.
"Para eso se precisan políticas económicas claras y
menos gestión política que lo que hasta el momento ha
hecho es espantar inversiones y oportunidades",
concluyó Gabriel Dabdoub.  
 


   
  "Ajenos y lejanos, en mi mente habitamos un único espacio, en el que sin censura, nos hacemos amantes de las caricias que no nos damos, de los labios que no probamos, de los aromas que no respiramos, del encuentro que no sucede, sino a escondidas de lo humano." 





	

	
		
__________________________________________________ 
Preguntá. Respondé. Descubrí. 
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas, 
está en Yahoo! Respuestas (Beta). 
¡Probalo ya! 
http://www.yahoo.com.ar/respuestas 





Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular