[R-P] [R. Wiener] Is your baby

Nestor Gorojovsky nestorgoro en fibertel.com.ar
Mar Mayo 15 10:30:22 MDT 2007


Is your baby
por Raúl Wiener
 14.05.07
 
 Como para estar a tono con el día de la madre, Toledo apareció en
 “La República” del domingo, revelando que, su amigo, el demócrata
 Charles Rangel, le había dicho la semana pasada que el TLC con el
 Perú, sobre el que discuten los dos partidos gringos en el
 Capitolio, era reconocido como su vástago, sin necesidad alguna de
 ADN.  
 
 Es una criatura a la que le van a realizar una urgente cirugía,
 implantes y otras variaciones, en gran parte por iniciativa del
 amigo de Toledo. Pero eso no importa; nuestro Pachacútec, siempre ha
 sido fiel a su máxima favorita: se aprueba sí o sí, que quiere decir
 que no tiene mucho significado si la contraparte genética es
 republicana o demócrata, lo que interesa es que se apruebe. 
 
 Toledo ha hecho además dos precisiones que van obviamente dirigidas
 al gobierno aprista: (a) que la cosa en Estados Unidos va a tomarse
 un poco más de tiempo, y que calcula una votación final para
 septiembre; (b) que ya no hay porque preocuparse tanto porque el
 texto reajustado entre a revisión del Congreso peruano, lo que
 significa una apreciación sobre la actual correlación de fuerzas que
 reduce sustancialmente los riesgos previos. 
 
 En resumen, que ya pasó la emergencia. Cuando se entrevió la
 posibilidad de que no hubiera gobierno de Lourdes (el único que se
 compraba enterito el TLC), la desesperación por cerrar, firmar,
 aprobar, se hizo extrema. PPK, saltó sobre los negociadores y en el
 peor momento de los desacuerdos dio por terminadas las negociaciones
 y aceptadas las más duras exigencias, con el argumento que aquí lo
 único que interesaba era el marco (la alianza política y el ancla
 económica) y no los contenidos, es decir los sectores concretos
 afectados. 
 
 Toledo, a su vez, quiso saltar sobre la primera vuelta presidencial
 que ganó Humala con una crítica abierta al TLC, trasladándose el día
 siguiente a Estados Unidos para convertir en noticia la rutinaria
 firma por los ministros de los dos países del documento ya cerrado.
 Y finalmente –con complicidad del APRA-, la mayoría parlamentaria
 2001-2006, clausuró su lamentable trayectoria con un voto a la mala
 del TLC, a pesar de estar claramente vapuleada por las elecciones y
 carecer de toda autoridad real para embarcar al país en una aventura
 de largo plazo.  
 
 Tanta angustia tenía como fondo político: (a) el temor a los
 nacionalistas que apuntaron en un momento a ser una opción de
 gobierno y que luego se perfilaron como un fuerte bloque
 parlamentario; (b) la desconfianza en García, por su estilo peculiar
 de gobernar para las tribunas, y por sus reiteradas críticas a la
 mala negociación toledista y sus referencias electorales a la
 necesidad de revisar el acuerdo línea por línea, palabra por
 palabra. 
 
 Todo esto ya pasó: Humala fue finalmente derrotado por una gran
 coalición para el salvataje del sistema y su bancada se quebró no
 sólo orgánicamente (nacionalistas y UPP), sino políticamente, cuando
 Estrada, Vega, Gutiérrez, Torres Caro giraron lo más lejos posible
 de los motivos de la campaña, para asegurarse las mejores relaciones
 con el gobierno. 
 
 Ni qué decir del riesgo García. Hoy ya se sabe que el histrionismo
 alanista permanece y a veces sube a tonos desmesurados, pero ha sido
 canalizado a aquellos temas que no afectan los negocios ni las
 relaciones con la gran potencia. Y sobre los compromisos
 electorales, el actual gobernante ha dejado bien claro que el
 problema no es que haya mentido a la gente sino lo sonsos que han
 sido los que llegaron a creerle.
 
 De esto ya están bien notificados los empresarios, las derechas y el
 lobby pro-TLC, del que forma parte Toledo. Por eso es que ahora hay
 mejor manejo del tiempo y sobre todo ninguna preocupación sobre lo
 que pudiera ocurrir en un nuevo debate. No olvidar que en estos
 momentos lo que está a punto de ocurrir es la entrega de nueve
 congresistas a la justicia con ánimo de desafuero, por haber sido
 los actores principales de la protesta contra el caballazo de junio
 que dio por aprobado el tratado, sin debate y sin considerar los
 plazos de la otra parte.  
 
 Vamos a cumplir un año con las manos amarradas por dicha decisión
 congresal, que no permite al país moverse del documento toledista y
 que dio por ignorados el voto de 6 millones de peruanos por Humala y
 trampeados a buena parte de los votos críticos al TLC que fueron a
 García, mientras en Estados Unidos se ha seguido dando vueltas en
 relación al texto sobre la mesa, hasta que los demócratas
 consiguieron reabrirlo para enmiendas, que es el punto donde
 estamos. 
 
 De veras a quién debiera sancionarse es a los que pusieron al país
 en manos de los gringos, que nos llevaron a la política de los
 viajes presidenciales como si los discutibles encantos de Toledo y
 García fueran suficientes para superar las diferencias entre los
 partidos representados en el Congreso yanqui; de los encargados
 especiales (De Soto, Lermor) que se superponían uno al otro, y con
 la ministra despistada que se daba de tropezones con todo el mundo;
 de los titulares repetidos sobre la inminencia del TLC, que nunca se
 concreta; mientras el baby, ahora con madre sustituta no termina de
 nacer. 

Este correo lo ha enviado
Néstor Miguel Gorojovsky
nestorgoro en fibertel.com.ar
[No necesariamente es su autor]
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 
"La patria tiene que ser la dignidad arriba y el regocijo abajo".
Aparicio Saravia
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 






Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular