[R-P] OTRO ATENTADO CONTRA KIRCHNER?

Dulces De la Estación delaestacion en gmail.com
Lun Mayo 14 15:40:37 MDT 2007


Y esto?... Realidad? Conspiración? Campañas? Pescado podrido?
Por esto no estuvo Nestor K. en el acto por Malvinas en Ushuaia?
Que opinan los que mas info y experiencia en segundas lecturas tienen?
Saludos a la tropa reconquistada
colectivo colateral

FUENTE: 
<http://www.bragadovirtual.com.ar/bv/noticia.php?id=2760>http://www.bragadovirtual.com.ar/bv/noticia.php?id=2760 


11/05/2007 - 20:14:57|ARA ROMPEHIELOS ALMIRANTE IRIZAR
SE CONFIRMA POCO A POCO EL ATENTADO CONTRA KIRCHNER

Publicamos días atrás que, según información de 
inteligencia que manejó el gobierno nacional, el 
incendio del rompehielos ARA Almirante Irizar fue 
un atentado que tenía como fin al Presidente Néstor Carlos Kirchner.
Señalamos que el Capitán del Irizar, Guillermo 
Tarapow, sostuvo que el incendio se originó al 
romperse una tubería que “en vez de tirar agua 
tiraba combustible”. Se enfrentaron "ocho 
incendios" y que la flotabilidad del buque estaba 
"comprometida".Hoy, Clarín publica que se ha 
producido el informe preliminar de las pericias 
realizadas en Punta Alta por personal de la 
División Siniestros de la Policía Federal. El 
informe, que ayer llegó al Juzgado Federal de 
Rawson, no menciona posibles fallas humanas o 
falta de mantenimiento.Este informe ratifica las 
informaciones volcadas en esa nota:
EL INFORME PRELIMINAR DE LA POLICIA FEDERAL 
TAMBIEN DESESTIMO FALTA DE MANTENIMIENTO

Irízar: descartaron una falla humana

EL BUQUE EN LLAMAS. EL INFORME SE CONOCIO A UN MES DEL INCENDIO.


Carlos Guajardo CHUBUT. ESPECIAL
chubut en clarin.com

El incendio en el rompehielos Almirante Irízar, 
del que ayer se cumplió un mes, se produjo por un 
desperfecto en la sala de máquinas. Así lo 
confirmó un informe preliminar de las pericias 
realizadas en Punta Alta por personal de la 
División Siniestros de la Policía Federal. El 
informe, que ayer llegó al Juzgado Federal de 
Rawson, no menciona posibles fallas humanas o 
falta de mantenimiento. Ahora, será incorporado 
al expediente que investiga el siniestro y que ya tiene 140 fojas.

El texto tiene apenas una carilla y será 
analizado el lunes por el juez federal subrogante 
Ricardo Sastre. El juez esperará el informe 
completo, que llegará en un par de semanas, para 
determinar cómo seguirá la investigación.

El rompehielos Irízar se incendió en alta mar la 
noche del 10 de abril a 170 kilómetros de la 
ciudad chubutense de Puerto Madryn cuando 
regresaba de su misión en la Antártida. Llevaba 
297 tripulantes, los que abandonaron el barco por 
orden del capitán y, tras siete horas a la deriva 
en balsas salvavidas, fueron rescatados por dos pesqueros y un barco petrolero.

Según lo mencionado por el comisario Jesús Néstor 
Bentivolgio, jefe de la División Siniestros de la 
Policía Federal, la causa del incendio "se 
vincula directamente con la inflamación de la 
mezcla de combustible liberada en la sala de 
máquinas donde se alojan los motores diésel del 
sistema de propulsión de la nave. Puntualmente se 
trata del motor número 2. El combustible fue 
dispersado súbitamente ante un aumento de la 
presión interna en la cavidad de balancines de 
válvulas y tubería de admisión lo que generó un 
colapso parcial de piezas en ambos lugares y la 
rotura de la cañería de combustible".

El informe ingresó ayer a las 9.45 al juzgado de 
Rawson y abunda en cuestiones técnicas. Dice que 
la mencionada presión sobre las cavidades del 
motor averiado se produjo "a raíz de la falla en 
la hermeticidad de válvulas del cilindro durante 
el funcionamiento de la planta motriz, lo cual 
generó una fuga de compresión. Así la combustión 
cobró envergadura manifestándose con un 
considerable tenor calórico propio de un efecto 
deflagrativo con gran producción de llamas".

La posibilidad que una falla humana haya 
provocado el incendio había sido también 
descartada por varios de los marinos rescatados 
que prestaron declaración en el Juzgado de Rawson.
Chávez alertó a Kichner que iba a sufrir un atentado

Según información de inteligencia que manejo el 
gobierno nacional, el incendio del rompehielos 
ARA Almirante Irizar fue un atentado que tenía 
como fin al Presidente Néstor Carlos Kirchner.

Estaba prevista la visita del primer mandatario 
al Irizar para rendir un homenaje por el vigésimo 
quinto aniversario a los marinos del crucero ARA 
General Belgrano fallecidos durante la guerra de 
Malvinas. El mismo dos de abril, el presidente 
Néstor Kirchner recibió un llamado telefónico de 
Hugo Chávez que le advirtió de un posible 
atentado durante ese viaje que tenía previsto 
hacer en el rompehielos Irizar. Le hizo 
referencia a un extenso informe de inteligencia 
que le habían hecho llegar los servicios secretos 
bolivarianos, conectados con los cubanos, uno de los mejores del mundo.

Según las declaraciones a los medios de prensa, 
el Capitán del Irizar, Guillermo Tarapow, sostuvo 
que el incendio se originó al romperse una 
tubería que “en vez de tirar agua tiraba 
combustible”. Se enfrentaron "ocho incendios" y 
que la flotabilidad del buque estaba 
"comprometida". El Almirante Irizar no contaba 
con extintores ni con agua para combatir el siniestro.

Durante la última visita a la República 
Bolivariana de Venezuela, el presidente argentino 
Néstor Kirchner le agradeció a Hugo Chávez. 
Juntos analizaron los informes técnicos emitidos 
desde el ministerio de defensa argentino sobre 
los daños causados por el atentado sufrido por el rompehielos Almirante Irizar.

EL INFORME DE INTELIGENCIA

El presidente Hugo Chávez le informó a Kirchner 
que miembros de la embajada norteamericana en 
Buenos Aires habrían mantenido reuniones con 
sectores de las fuerzas armadas para sondear su grado de adhesión al gobierno.

De esa manera reclutaron a oficiales navales y 
decidieron montar una operación para asesinar al 
presidente Néstor Kirchner durante el naufragio 
del rompehielos Almirante Irizar.

Los norteamericanos despacharon hacia Montevideo 
las cargas explosivas y el equipamiento 
necesario. En las instalaciones del servicio de 
armamento de la Armada Uruguaya, en la base naval 
del Cerro, los instructores norteamericanos 
instruyeron a los saboteadores argentinos para la 
instalación de los sofisticados equipos que iban 
a ser utilizados en esta operación.

Estos militares fueron embarcados en dos lanchas 
tipo Zodiac de la Armada Uruguaya las cuales 
fueron al encuentro del buque hidrográfico 
Oyarvide (ROU-22) en el Río de la Plata. Tras 
embarcar la carga, el navío se aproximó a las 
costas bonaerenses y despachó nuevamente a los 
dos gomones Zodiac, que desembarcaron 
clandestinamente en la Base Naval de Puerto Belgrano.

Ya con los explosivos, el personal de la Armada 
Argentina insertó estos equipos dentro del 
rompehielos Almirante Irizar mimetizados entre 
los suministros que regularmente recibe el buque, 
que se encontraba en alta mar desde diciembre del 2006.

Según los servicios de inteligencia bolivarianos, 
los atacantes colocarían cargas explosivas en 
lugares estratégicos del buque para lograr su 
hundimiento en forma controlada. Este trabajo se 
haría durante los primeros días de navegación, 
utilizando los planos de la nave e instalando los 
dispositivos electrónicos que se irían activando 
en forma remota, conforme al curso de los acontecimientos.

Cuando se hubiera embarcado la comitiva 
presidencial, los saboteadores neutralizarían a 
los guardias del buque y bloquearían los accesos 
de los camarotes de los marinos para impedir su 
evacuación y lograr un número importante de 
víctimas con el hundimiento de la nave. También 
destruirían el helicóptero presidencial que 
estaría en el hangar del rompehielos y tras 
provocar el pánico entre la tripulación restante 
por las explosiones que se irían produciendo en 
la sala de máquinas, los saboteadores tendrían 
las manos libres para asesinar al presidente 
Néstor Carlos Kirchner y a toda su comitiva.

Finalmente, este comando comenzaría a desplegar 
algunos de los botes salvavidas disponibles en el 
buque y activarían en forma escalonada las cargas 
explosivas almacenadas con anterioridad en el rompehielos Irizar.

Estas explosiones borrarían todas las huellas del 
atentado, los cuales camouflados como náufragos 
serían rescatados por los buques que 
eventualmente hubieran podido asistir a socorrer 
a los sobrevivientes del infortunado navío.
Por la información recibida, el presidente Néstor 
Carlos Kirchner postergó su homenaje a los 
marinos del crucero General Belgrano y decidió 
que su vicepresidente Daniel Scioli lo 
reemplazara en la ceremonia central del 2 de 
abril, a desarrollarse en la ciudad de Ushuaia.

Pocos días después del alerta de magnicidio, en 
la noche del 10 de abril pasado, algunas de las 
cargas explosivas que se encontraban ya 
instaladas en el rompehielos Almirante Irizar 
provocaron un devastador incendio que destruyó el sector de popa del buque.

Esta información iba a publicarse en el diario Clarín pero fue censurada.








Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular