[R-P] La huida de Iraq

Nestor Gorojovsky nestorgoro en fibertel.com.ar
Lun Mayo 14 14:52:49 MDT 2007


Date sent:      	Mon, 14 May 2007 16:26:20 -0300 (ART)
From:           	Edgar Schmid <condornacional en yahoo.com.ar>
Subject:        	Re: [R-P] La huida de Iraq
To:             	reconquista-popular en lists.econ.utah.edu

> CITANDO LA FUENTE,EL MATERIAL DE ESTA LISTA ES DE LIBRE 
REPRODUCCIÓN 
> 
> Es un buen ejemplo de:
> 
> a. los otomanos al menos eran realistas y mantenían
> tres provincias separadas: Mosul curda, Bagdad sunni y
> Basora chiíta.
> 
> b. Los ingleses hicieron algo artificial - Irak - para
> poner todo bajo una minoría sunni y dirigida por un
> rey sunni que trajeron de Arabia Saudita.
> 
> c. Saddam no supo / no pudo resolver el problema.
> 
> d. todo eso se "indexó" y estalla.
> 
> e. grave error el de Sadam en 1980 al iniciar una
> guerra anti-shiíta impulsado por EEUU. 
> 

Concuerdo con Edgar, 100%, en que los otomanos eran realistas. Pero 
eran otomanos y el suyo era el realismo del imperio semifeudal: un 
gran realismo para dividir y fomentar las divisiones, para reinar... 
desde Estambul. Sería bueno un estudio más detallado de lo que era 
ese organismo mórbido y además iatrogénico que se organizaba en torno 
a las intrigas del harén en la Sublime Puerta.

Frente a este imperio que le sobrepone (con el pretexto del respeto 
religioso) capas y capas de burguesías comerciales chercasianas, 
griegas, judías, armenias, turcas, etc., el realismo patriota de la 
Nación Árabe reacciona violentamente, y lo bien que hace. Popular, 
laico, burgués y democrático (e -interesante dato- palestino en su 
origen), busca la integración e igualación de los ciudadanos del 
sector árabe del Imperio, por encima de las diferencias religiosas, y 
la unidad de la Media Luna Fértil.  

Esa gran unidad nacional no tiene nada que ver con la supuesta 
"unificación británica" del Iraq, que en realidad es solo la 
reorganización _ad usum Imperii_ de una esquirla del Oriente árabe 
balcanizado (las otras son Palestina, Líbano y Siria). Pero en su 
defensa del clericalismo reaccionario de los sadristas, Edgar se 
carga la unidad nacional árabe. En efecto, dice que "el Irak es 
artificial". Si Iraq es "artificial", la Nación Árabe es entonces una 
quimera. Lo mismo cabría decir, mutatis mutandis, de Bolivia y la 
Nación Latinoamericana. Con lo cual, tal como cabía esperarlo, quien 
se acuesta con clérigos amanece... "a una nueva vida donde ya nada es 
lo que era"  y la Nación Árabe no merece siquiera un segundo de 
nuestras preocupaciones.

Pero de hecho, no fueron los clérigos remanentes de la etapa otomana 
sino los nacionalistas  árabes los que derrocaron al rey sunní 
(aunque no por sunní sino por cipayo). Y fueron ellos los que 
liquidaron su política, que no unificaba sino que dividía, porque a 
su vez hacía discriminación prosunní.

Los nacionalistas árabes laicos eran de todas las confesiones e 
igualaban a todos. Y nacionalizaban el petróleo para ponerlo al 
servicio del pueblo iraquí, pavadita sin importancia, supongo, frente 
al "ser nacional" iraquí montado sobre la "religiosidad popular" 
musulmana.

Esa "religiosidad popular", hoy en buena medida hija de la 
desesperación y del ansia de ligar algo en la repartija imperialista 
del viejo gran país, juega el papel contrario. Forma parte del 
gobierno que va a entregar el petróleo a los ingleses y los yanquis. 
Pero según parece, para Edgar, el hecho de ser "religiosos" los hace 
dignos de apoyo aunque estén asestando una puñalada tras otra a sus 
propios conciudadanos... 

El rey sunní puesto por Inglaterra es malo por sunní, los 
nacionalistas laicos son malos por laicos, ¿entonces los clérigos 
shiíes que se apoyan en EEUU y lo ayudan a descerebrar a Iraq son 
buenos por shiíes y porque cuentan a su favor con el supuesto apoyo 
de un Estado teocrático?

En el fondo de lo que está diciendo Edgar es: "¿Viste, ruso, lo que 
pasa cuando no me hacen caso y tratan de poner el interés de la 
nación incluso por encima del interés de la secta religiosa?  Al 
final vienen los yanquis y Sadr se alía con ellos para vengarse de 
viejas broncas". Ante eso, no cabe otra respuesta que:

La Nación por encima de todo. Nada hay en la Nación superior a la 
Nación misma. La carne de cura podrá ser indigesta, pero la carne de 
patriota revienta el hígado de cualquier sectario. Por más que se la 
haga adobar en el MacDonalds dirigido por la Coalición pirática de 
los imperialistas estadounidenses y británicos. Por más que use el 
espantajo del antiimperialismo inglés para mejor servir al 
imperialismo yanqui, como lo supo hacer en tiempos de Onganía una 
buena cantidad de "nacionalistas" y "cristianos".

Quizás ahora se entienda mejor porqué insisto en que "la religión", 
como tal, no puede ni debe ser fundamento de "ser nacional". Mucho 
menos la jerarquía sometida a un Estado extranjero, como es la 
jerarquía católica. No tengo inconveniente alguno en respetar y sumar 
compatriotas creyentes a la gran tarea. Pero me niego a que me pongan 
como condición que subordine esa tarea, en nombre de una supuesta 
"religiosidad popular fundante", a las conveniencias y deseos 
medievales de un jefe extranjero, totalmente extraño a nuestro 
interés y proyecto y vinculado por múltiples lazos con quienes nos 
explotan y esquilman.

Este correo lo ha enviado
Néstor Miguel Gorojovsky
nestorgoro en fibertel.com.ar
[No necesariamente es su autor]
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 
"La patria tiene que ser la dignidad arriba y el regocijo abajo".
Aparicio Saravia
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 






Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular