[R-P] Sufíes turcos y huevos de gallina

Edgar Schmid condornacional en yahoo.com.ar
Mie Mayo 2 15:35:18 MDT 2007


Goro:

Me viene a la memoria José ber Gelbard (sé que lo
conocías personalmente), que más allá de su origen, de
como complementó su objetivo con el de Perón, para
hacer una gestión NACIONAL.

Lo mismo para otros empresarios judíos amigos de
Gelbard (Bronner, p.ej.) que se sentaban todos con
Perón y cuando se levantaban habían establecido una
estrategia NACIONAL. 

Y lo pongo a Gelbard como ejemplo de que no hay que
limitarse a lo religioso sino a si el actuar es
nacional o no. Creo Que vos y Buela se equivocan POR
IGUAL en el actual debate. La pregunta no es si Chiche
Gelblung es judío o no, sino si es nacional o no.

Si nos quedamos en lo "laico" (ya que vos lo traes y
haces muy bien en recordar el año 58) es un ejemplo de
como en lugar de discutir la cosa se discute el
"nombre" de la cosa.

Izquierda Nacional en su momento hizo un gran aporte
sobre el papel de lo militar y la conciencia nacional.
Queda pendiente algo similar sobre la Iglesia, deuda y
cosa también se extiende al revisionismo histórico en
general. Si no lo hacemos, vamos a quedar tan
estancados respecto a lo religioso, como lo está hoy
la izquierda liberal respecto a lo militar.

Acá, siempre con el objetivo común – construcción
nacional – “a priori” no se puede decir, p.ej. “laico
= nacional, religioso = anti-nacional”

Supone que hay un José Luis Romero enseñando historia
en la UBA (muy laica) y un Guillermo Furlong SJ
enseñando en U Salvador (muy jesuita, como decía
alguien “Su sotana jesuita ocultaba su cachiporra
nacionalista”)

A prior, ¿te animas a decir que  la cátedra de JL
Romero es “nacional” porque es laica y la de Furlong
anti-nacional porque es jesuita? En 1940 pide a sus
superiores que le permitan dejar la cátedra de
historia argentina por entender que era desmoralizador
para sus alumnos "el tener que contradecir a cada
paso, lo que decían los textos oficiales o de uso
general".

¿Qué profesor revisionista (o de izquierda nacional”)
tuvo cátedra en UBA? 

De nuevo caemos en la “condición del cambio” (externa
al huevo) y la “base del cambio” (interna al huevo y
lo que determina si se va a empollar un pollo o un
pato)
 
Acá no hubo una “guerra de treinta años” como en
Alemania y que tardaron un siglo en recuperarse. Hasta
dentro del partido nazi estaban prohibidas las
discusiones de religión, porque si en algún momento se
agarraban luteranos vs católicos se iba todo a la m…
El Estado está “uber alles”

Pero tampoco el partido nazi puede prohibir la
religión. Aún hoy en cualquier empleo, te preguntan
por tu religión y porque una parte de los impuestos
que te descuentan – no se el porcentaje – va a la
iglesia a la cual perteneces. Y eso fue con el káiser,
con Hitler y hoy en día.

Si empezamos a trasladar mecánicamente la “condición
del cambio” (externa, en este caso una “independencia”
alemana de iglesia y Estado) no va a dar resultado
porque la “base del cambio” (interna) es totalmente
distinta en Argentina. Lo que salga del huevo será
distinto.     

El “laicismo” puede dar resultado en un país y ser
desmovilizador en Irán (por ej.), o en un mismo país,
Turquía, ser positivo hace 80 años y ser anti-popular
en la actualidad.

Si el “Bs As Herald” habla a favor del “laicismo”
turco, entonces Jauretche de estar vivo nos
recomendaría ponernos en contra.  

En Argentina serían - a vuelo de pájaro - tres items a
investigar:

1. origen
2. corriente inmigratoria
3. evolución 

1. Origen.

1.a. Aneiros

Insisto en señalar a Monseñor Aneiros (obispo de Bs
As) cuando Mitre, como el posible origen de la Iglesia
"mitrista" en Argentina. La "genialidad" de los
constituyentes del '53 y luego Mitre fue "comprar" la
Iglesia para su propio proyecto.

En la casa de Urquiza en San José entra en la capilla
y en el altar de mármol, muy católico,  encontras al
costado que tiene grabado la escuadra y el compás
masónico. Si nos ponemos a recorrer las bóvedas de
Recoleta, no tardaremos en encontrar algunas con dos
puertas. En una la del marido con algún signo masónico
y en otra la de la mujer, muy católica. Y esa fue la
dualidad de la oligarquía argentina: la masonería para
los hombres (y los negocios con los ingleses), la
iglesia para las mujeres (y los padres masones
mandaban a la nena al colegio de monjas).

Cuando llega la noticia de la muerte de Rosas en
Inglaterra, Aneiros les prohíbe a los jesuitas y los
viejos federales, la misa en San Ignacio por Rosas. En
cambio oficia misa en Catedral “por las almas de los
muertos por la Tiranía”

A la salida, Mitre y Adolfo Alsina, sus hombres se
mataban donde se encontraban, en el atrio se san el
abrazo (masónico) de reconciliación.

Si Rosas no fue excomulgado, no hay razón para negarle
la misa. Pero eso te da una idea de la fuerza
Mitre-Aneiros para meter el mitrismo dentro de la
Iglesia. 

Mitre entre otras cosas, donó el Seminario de Villa
Devoto a Aneiros, y si después ves la vida de Santiago
Copello y demás obispos que van a actuar contra Perón,
vas a ver que muchos se formaron en ese seminario
cuando Aneiros aún vivía.   

Era lógico que Roca tuviera los choques que tuvo con
la Iglesia. Mitre le había ganado de mano y con los
obispos estaba jugando de “local”. Los quilombos que
tuvo Roca con los obispos no fueron porque eran
católicos sino porque eran mitristas.

Y a medida en que llegaban las nuevas corrientes de
inmigrantes venían con sus propios curas, muy
mayoritariamente gallegos y tanos. Pero estos que no
habían vivido las luchas federales previas, como Alem
e Yrigoyen, pronto se encontraban “comprando” los
mitos mitristas. 

1.b. Yrigoyen

Alem vivió y murió como masón. Fue él quien metió a
Yrigoyen en la masonería. Pero Yrigoyen no se iba a
dejar atar las manos por la masonería en la misma
forma que lo había hecho con Alem y lo obligó a
transar con Mitre para la revolución del ’90.

Mitre NO quería el Estado que construyó Roca. Yrigoyen
SI lo quería pero además profundizarlo y
democratizarlo. Roca era nacional pero elitista.
Yrigoyen era nacional pero populista. Nunca desarmó
institución alguna que hubiera creado Roca.

Al hacerse cargo de la conducción radical, lo primero
que hizo fue pedir a la masonería la condición de
“hermano dormido”. De la masonería no te vas nunca.
Simplemente el “hermano dormido” deja de participar.

Y el primer acercamiento de Yrigoyen fue a la Iglesia,
no a la cúpula – Yrigoyen era inteligente, no como
nuestros “zurdos” – sino a la base, a los curas de
pueblo o de barrio.

Una cosa que me llamó la atención, la rescata Manuel
Gálvez, es cuando mandaba a sus enviados a organizar
el partido radical en los pueblos del interior.
Generalmente el enviado preguntaba a quien tenía que
ver e Yrigoyen contestaba “no sé, allí no conozco a
nadie”.

Pero enseguida daba el consejo: “Al bajar en la
estación del tren, pregunte por el cura. Si el cura es
italiano, tome el tren y siga al próximo pueblo. Si el
cura es español, lo va a ver y le explica lo que busca
el partido”.

Yrigoyen sabía distinguir la “condición del cambio”
(externa) de la “base del cambio”. Aunque ambos curas,
el español y el italiano, fueran igual de capaces, en
la iglesia italiana se resignaban, agachaban la cabeza
y rezaban. En cambio en la iglesia española – para no
hablar de los “carlistas” por ej.,  los curas se
rebelaban y empezaban a los tiros.

Ante una misma “condición del cambio” (externa, en
este caso la presión del roquismo anti-clerical),  la
“base del cambio” (interna) reaccionaba de distinta
manera. El cura italiano se resignaba, el cura español
se hacía radical y rebelde.

Yrigoyen era inteligente, no como nuestros “zurdos”
(nunca está demás repetirlo) que sólo miran  la
condición externa y jamás el efecto interno.

El caso es que el cura gallego o vasco, ahora radical,
no tardaba en reunir los católicos de confianza en la
Iglesia y, con el enviado de yrigoyen, organizar la
primera “célula subversiva” y en plena clandestinidad,
por más roquistas que fueran el intendente y el
comisario, conservadores ellos.

Esta variante conspirativa-religiosa no la contempla
Lenin en “¿Qué hacer?”. El resultado es que  Yrigoyen
SI construyó un partido de masas. En cambio los
“zurdos” – never in the puta life – por más Lenin que
lean, e IMPORTANDO esquemas, nunca fueron partido de
masas.

Les queda a los “zurdo-importadores” el consuelo de
decir: Nunca triunfamos pero jamás fuimos
nacional-oportunistas.

Como decía Rodolfo Walsh: “Un oficial montonero sabe
como maniobraba Lenin en Petrogrado, pero no sabe como
lo hacían Rosas y Perón (yo agrego Yrigoyen) en Buenos
Aires para tomar el poder de los arrabales al centro”

El primer decreto de Yrigoyen el 12 de octubre de
1916, fue instaurar la “enseñanza religiosa” en las
escuelas laicas.

Eso le ganó el rencor eterno de la masonería.

Yrigoyen debía devolver los favores a la Iglesia y lo
hizo. Está enterrado no con mortaja sino con el hábito
de franciscano terciario (como Evita).

Por hoy termino. Sigo mañana. Plis Goro, no te
apresures a contestar.

Como le decía César a Cicerón “Flauta cuidarem,
serenata larga est”

Edgar      

--- Nestor Gorojovsky <nestorgoro en fibertel.com.ar>
escribió:

> Edgar, sabés que mi problema no está con el
> antisemitismo sino con la 
> relación entre nación y jerarquía religiosa,
> especialmente si esa 
> jerarquía responde, al menos en parte, a un poder
> extranjero. No me 
> corras con esas cosas. 
> 
> Aquí lo que se discute es más o menos algo así como
> si en estos 
> asuntos vamos a retornar a la situación de la Década
> Infame, cuando 
> en muchos lados la escuela pública fue tomada por
> mangas de 
> nacionalistas católicos de derecha que reducían su
> patriotismo a la 
> difusión de la "religión de los argentinos" mientras
> Justo liquidaba 
> el país, o vamos a reivindicar la tradición
> argentina de escuela 
> pública laica PORQUE NACIONAL-DEMOCRÁTICA Y POR LO
> TANTO PATRIÓTICA. 
> 
> No estás discutiendo, como en tu juventud, con
> chicos del PC que 
> gritaban "laica" contra los católicos partidarios de
> la "libre". Ésa 
> era una discusión lateral que desviaba del problema
> central del país 
> en 1958. Ahora la pregunta es otra muy distinta, y
> si en algo se 
> vincula con las luchas sobre "laica" y "libre", es
> simplemente en que 
> vistos los patéticos resultados de la "educación
> libre" que no sé si 
> compensan sus eventuales beneficios se pueden
> utilizar los hechos 
> como argumento. 
> 
> En un país que se precie, salvo que su revolución
> nacional se haya 
> codificado en términos religiosos (p. ej. los países
> anglosajones, 
> Israel también), la instrucción pública TIENE que
> ser laica. Solés 
> citar a von der Goltz. Pues bien, en esa tu tan
> admirada Alemania la 
> educación es "laica" por los cuatro costados y por
> ejemplo NO EXISTEN 
> UNIVERSIDADES PRIVADAS Y AL PARTIDO SOCIALCRISTIANO
> BÁVARO NO SE LE 
> OCURRE DISCUTIR LA SUPREMACÍA DEL ESTADO ALEMÁN
> SOBRE FORMA ALGUNA DE 
> INTERVENCIÓN EXTRAÑA AL PAÍS (INCLUYENDO AL PAPA QUE
> VIVE EN ROMA)
> 
> O sea.



      __________________________________________________ 
Preguntá. Respondé. Descubrí. 
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta). 
¡Probalo ya! 
http://www.yahoo.com.ar/respuestas 





Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular