[R-P] SALTA LE ROBA AGUA AL SALADO

Prensa Schiavoni prensaschiavoni en arnet.com.ar
Jue Sep 29 17:32:09 MDT 2005


Mediciones de aforo realizadas a principios de semana en la cabecera del
Canal de Dios, que es la zona norteña donde el río Salado (Juramento para
los salteños) ingresa en territorio santiagueño, dan cuenta de que la
provincia de Salta le está entregando a Santiago un promedio de 8 metros
cúbicos por segundo, cuando debía enrtregarle 14, según lo establece el
Pacto Durán-Zavalía, firmado en 1965.

Esta es otra de las tragedias históricas de Santiago, que se suma a la ya
referida de la falta de un plan integral de regulación del Río Dulce (ver
envío anterior "¿EL FIN DE RÍO HONDO?".

Parece mentira: entre los ríos Dulce, Salado, Albigasta, Uti, Horcones y
Urueña, la provincia de Santiago del Estero es la que tiene el régimen
hídrico más rico de todo el NOA, incluías las provincias de Tucumán,
Catamarca y Salta. Sin embargo, la pésima distribución del recurso, la falta
de obras de ingeniería complementarias y la insuficiencia de los canales de
riego, la convierten en un verdadero páramo seco y salitroso, con la sóla
excepción de la rica mesopotamia (nuestra zona de bañados), ubicada en la
zona central del territorio, entre los ríos Dulce y Salado, y que abarca los
departamentos San Martín (loreto), Atamisqui y Salavina.

El problema con Salta es de antigua data y aunque hay un juicio planteado
ante la Corte Suprema de la Nación durante la última gobernación de Carlos
Juárez, el gobierno salteño no da el brazo torcer. La excusa del gobernador
Romero es que su administración no puede controlar las tomas clandestinas
ubicadas en sus departamentos sureños, donde ricos productores se apropian
ilegalmente de las aguas del río.

Se comenta, no sin cierto grado de verosimilitud, que muchos de esos
poderosos finqueros en realidad son testaferros del propio Ronmero, Esto lo
podrá corroborar el cumpa Cavalleri desde Salta, ya que es un experto en la
cuestión.

Otra razón, la m´mas creíble, parece ser que como también el comportamiento
del Juramento es inestable, Salta riega primeros sus prósperos campos,
particularmente en el departamento Rosario de la Frontera, donde han crecido
notablemente en los últimos años los cultivbos de trigo y poroto, y recien
después recuerda las obligaciones del derecho de escorrentía al que lo
oblioga dicho pacto.

Esta razón se verifica en el hecho de que fuera de temporada de riego en la
vecina provincia, llegan a entrar a Santiago hasta 18 metros metros cúbicos
por segundo, por la sencilla razón de que en ese momento Salta no está
necesitando el agua.

Con el Salado, que atraviesa de noroeste a sudeste toda la provincia, se
produce el mismo lamentable fenómeno que con el Dulce: hay poblaciones
enteras que viven del río pero están sin agua la mayor parte del año, porque
también aquí hay finqueros delincuentes que efectúan tomas clandestinas
sobre todo en los grandes campos dedicados al cultivo de soja (Santiago
marcha a la cabeza del NOA con ese cultivo con 700.000 hectáreas, según la
última intención de siembra reportada por el INTA).

En la zona de Colonia Dora, los técnicos han debido imaginar una solución
ingeniosa para superar el problema: trasvasan agua del Dulce al Canal de
Jume Esquina, que nace justamente en el Salado, porque de otra manera
permanecería seco la mayor parte del año. A veces es un hilillo de agua el
que llega por esa vía a la rica zona productiva de Añatuya y Bandera, donde
recientemente, atendiendo a la expansión productiva de la región, acaba de
instalarse una planta de silos de Cargill.

Los comité de cuenca han caído en una inacción e irresponsabilidad total. No
tienen la más mínima capacidad para resolver estos graves conflictos
interjurisdiccionales, sencillamente porque son letra muerta en la
Constitución y las leyes.

Y para nuestro nuevo gobierno transversalista acaso este drama cobre
urgencia recién después del 23 de octubre, cuando meta los tres diputados
nacionales kirchneristas que se propone, y que le prometió al presidente.

A veces, cuando uno ve de cerca todos estos infortunios, no le queda más
remedio que pensar en la veracidad de la fábula escolar que habla de la
maldición de San Francisco Solano, que al irse de estas tierras sacudió el
polvo de sus sandalias, diciendo que dejaba una provincia abandonada por
Dios...





Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular