[R-P] Una biblioteca para el Pensamiento Nacional (Fco Pestanha)

INFOR-MET rmermet en yahoo.com.ar
Jue Mar 10 14:20:45 MST 2005


“La biblioteca “Fermín Chávez” está ahí,  esperando
nutrirse con el aporte de los compañeros y las
compañeras. Esta concebida como un espacio colectivo
de construcción que se constituye con el aporte de
cada uno de nosotros.  Juan, Diego, Alberto, Víctor,
Carlos, Pepe, y Luis ya han hecho lo suyo. Han donado
generosamente alguno de los libros que resguardaban
preciosamente en sus hogares,  para que las nuevas
generaciones  puedan nutrirse con su espíritu. La
biblioteca “ Fermín Chávez “ ya no está sola y espera”
          

Una biblioteca para el Pensamiento Nacional
Por Francisco José Pestanha


“Creer, he allí la magia de la vida. Atreverse a
erigir en creencias los sentimientos arraigados en
cada uno, por mucho que contraríen la rutina de
creencias extintas; he allí todo el arte de la vida”  
    RAÚL SCALABRINI ORTIZ


	Todavía recuerdo aquellos atardeceres clandestinos en
los que mataburro en mano, me escondía en la cochera
de la vieja casa paterna de Vicente López, para
escudriñar en las definiciones de las distintas
procacidades que había escuchado durante la jornada.
Rememoro además, que tiempo después comencé a
consultar el diccionario para otros menesteres ya
vinculados a la escolaridad, y luego a la Universidad.


Durante todos estos años conocí así la más diversa
variedad de ejemplares, y aprendí también que cada
diccionario construye su propio universo: los hay
dúctiles y hacederos, donde uno puede encontrar
definiciones cortas y concisas; los hay extensos como
aquellos que nos ofrecen una amplia gama de
conocimientos, y también los hay funcionales, que son
aquellos que nos ofertan una selección de
explicaciones entre las que podemos elegir la mas
eficaz para el texto. 

De todos aquellos que he consultado existe uno de mi
preferencia y que está resguardado en un viejo armario
de la oficina: el Diccionario de la Lengua Española,
de la Real Academia Española, edición 1970 de Espasa -
Calpe . A este preciso ejemplar hube de consultar los
otros días respecto a una palabra que, aunque en
apariencia simple, puede depararnos ciertas
complicaciones: me refiero al término “Biblioteca”. 

Entre las diversas definiciones que encontré en mi
viejo compañero, hubo una en particular que encuadraba
perfectamente en mi pesquisa y que la definía como una
“colección de libros o tratados análogos o semejantes
entre si, ya por las materias de que tratan, ya por la
época o nación o autores a que pertenecen”. 

El motivo de mi consulta no fue casual. Respondió a la
inquisición que un conocido oponente me formuló en una
de nuestras tantas polémicas,  y que apuntó a
desvirtuar un anhelo que hace años viene girando en mi
cabeza: el de erigir una “Biblioteca del Pensamiento
Nacional” . 

A esta altura de las circunstancias el lector se
estará preguntando que relación existe entre ese viejo
anhelo y la consulta al diccionario. La respuesta a
este interrogante es que mi interlocutor niega
enfáticamente la plausibilidad de un pensamiento
auténticamente nacional, en tanto, no le encuentra
sentido a una biblioteca específica. 

	Sin perjuicio que el debate se extendió durante mas
de dos horas, y que resultó vana mi tentativa de
persuadir al contendiente sobre la existencia de una
experiencia epistemológica local,  lo cierto es que
luego de concluida la tertulia  me dirigí al
diccionario, y fué mi viejo y querido amigo quien me
impulsó a seguir con ese sueño indicándome, a partir
de la definición que cite precedentemente,  que es
posible sistematizar una biblioteca de tales
características

	

La ilusión vinculada con la creación de una biblioteca
para el pensamiento nacional, empezó a surgir aquel
domingo de mayo del ´98 cuando, compungido por la
ausencia en las librerías  comerciales e
institucionales de textos sustanciales  de nuestros
autores nacionales, empecé a pergeñar la idea de
edificar una biblioteca específica que pudiera
compilar toda la obra de nuestros pensadores.

	Gracias a Dios, siete años después el proyecto está
en marcha bajo el nombre de nuestro ilustre “Fermín
Chávez”, y funcionará en el Instituto Superior Octubre
sito en la calle Venezuela 356 de esta Ciudad de
Buenos Aires.

	No es casual que este Instituto, vinculado a una
organización de trabajadores sea el responsable de
albergar esta patriada. Gran parte de esos escritores
nacionales fueron quienes en la década del treinta
generaron el cauce que  tiempo después  se materializó
en una profunda revolución política, y que tuvo a los
trabajadores como su columna vertebral. Es por ello
que corresponde hoy a las organizaciones sindicales la
responsabilidad de cobijar y resguardar con profunda
convicción nacional la obra de sus  maestros .

	La biblioteca “Fermín Chávez” está ahí,  esperando
nutrirse con el aporte de los compañeros y las
compañeras. Esta concebida como un espacio colectivo
de construcción que se constituye con el aporte de
cada uno de nosotros.  Juan, Diego, Alberto, Víctor,
Carlos, Pepe, y Luis ya han hecho lo suyo. Han
aportado alguno de los libros que resguardaban
preciosamente en sus hogares para que las nuevas
generaciones puedan nutrirse con su espíritu. La
biblioteca “ Fermín Chávez”  no está sola y espera.   
       

Scalabrini  Ortíz  dijo alguna vez : “ Mi  orgullo, el
saber licuarme entre los hombres que sienten como yo.
Mi fé, la de que los hombres de esta tierra poseen el
secreto de una fermentación nueva del espíritu.”. 

Sea esta biblioteca un verdadero instrumento de
fermentación del ser nacional.

NOTA: Las donaciones pueden hacerse directamente a la
Biblioteca sita en Venezuela 356 de la Ciudad de
Buenos Aires o contactarse  con  Elizabeth. 5354-6641
. Correo bibliotecaiso en octubre.org.ar. 


__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis! 
¡Abrí tu cuenta ya! - http://correo.yahoo.com.ar




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular