[R-P] Se acabó el carnaval o seguirán saliendo del placard?

Aurelio Horacio Bujaldon pyr en lanet.com.ar
Dom Ago 28 11:04:21 MDT 2005


Estimados Colisteros.

Mientras mi esposa ultima los detalles del almuerzo dominical y bajo una
lluvia - allá afuera - propia de otras latitudes (no las mendocinas), me
aprovecho de que enviar mails al foro es gratis y bueno, acá va:

Hay una comedia francesa llamada "El placard", que debe su título a que los
franchutes llaman "salir del placard": a cuando una persona revela sus
secretos, o su verdadera identidad, u otras cosas que hasta entonces
mantenía ocultas. O sea, sale del placard (de lo privado, lo oscuro) a la
luz (pública) para ya no tener secretos o dos fases (una pública y otra
privada, que encima son muy distintas...).

En el caso de esta comedia, se trata de la actitud desesperada de un
chabón - cincuentón, aburrido, dejado x su mujer e hijo, sin mayores
expectativas -  que, como último recurso para evitar que lo echen de la
empresa donde trabaja .....se declara homosexual (sin serlo).  Entonces,
efectivamente, la empresa decide dar marcha atrás con su intención de
rajarlo, para no exponerse a una demanda por discriminación sexual y porque
su clientela está formada por muchos homosexuales, por su actividad de
fabricar preservativos.
(La comedia gira sobre la hijoputez de toda le gente que allí trabaja, para
con quien "se salió del placard".  < Película REcomendable)

El origen de la palabra <Carnaval> es algo así como "fiesta de la carne";
eventos en los que lo carnal era el gran protagonista.  Los carnavales
venecianos se hucieron famosos en tiempos pasados porque Venecia, una vez al
año, declaraba una semana de licencia absoluta para portarse como a uno de
diera la gana y sin que nadie tuviera luego nada que decir de lo que allí
aconteciera.  Los antifaces, caretas, máscaras y disfraces se usaban con un
objetivo principal no estético, sino práctico y preservativo: Ocultar a la
verdadera persona que los portaba, de modo que el fulano o fulana podía
seguir luego su honorable vida pública el resto del año, sin suspicacias ni
prejuicios de ningún tenor.
Durante esa semana, Venecia era como una gran placard abierto: Aflorando
todo lo que cada uno llevaba dentro, se mezclaban el pueblo, la nobleza, el
clero (y supongo que todos los turistas) en un bacanal que queda a cargo de
la imaginación de cada uno.
Pasado el carnaval, todo retornaba a su vida normal; de moral, costumbres,
ética y leyes como Dios y la sociedad mandaban. Hasta el próximo año.


Bueno, en la lista R-P  ha sido carnaval esta última semana que pasó.  (Y al
principio, yo no me daba cuenta)
Todo el mundo ha bolaceado, divagado y delirado a su antojo con la cuestión
del ex-obispo Macarroni (uno al que lo hicieron salir del placard de un
patadón; o más bien, de una filmación).
Han sacado todo a la luz; lo han restregado contra ojos y narices de toda la
lista y se han cansado de contornearse en las danzas (dialécticas) más
reprobables para una sociedad normal.

Listo ché; Se acabó el carnaval.
Este Lunes 29 se inicia de nuevo la vida normal, con una sóla única e
integra moral sin nada de desdoblamientos. Porque las personas somos UNA
sóla cosa en la calle, en el trabajo, en la escuela, en el club, en el
partido, en el púlpito, en la cocina y tutti cuantti x donde el diario vivir
nos ponga.

Chau, hasta amñana.
Me voy a almorzar y ahora; porque si no, mi señora me ultima a mí.

Aurelio

P: D:
Al menos, en Venecia el carnaval duraba una semana.  En las finanzas
internacionales, los mismos amos mundiales que dictan las estrictas reglas y
leyes que todos deben cumplir, ellos mismos han creado las republiquetas
"Off-shore": paraisos de carnaval (financiero) permanente, en los que
ninguna regla hay que seguir y la identidad de los comparsistas es lo
primero a mantener oculta.  < Qué tal?





Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular