[R-P] FRACASOS por Juan Gelman (J. R. )

Nestor Gorojovsky nestorgoro en fibertel.com.ar
Vie Ene 30 12:37:51 MST 2004


Subject:        	[redial_s_bolivar] FRACASOS por Juan Gelman (J. R. )




Fracasos

Juan Gelman

W  . Bush no tiene suerte con sus justificaciones para invadir Iraq. 
Decididamente. Primero esgrimió el vínculo Saddam-11 de septiembre 
trámite Osama bin Laden. Hace un par de semanas Colin Powell tuvo que 
admitir que ese vínculo no existió. Luego fabricó el espanto de las 
armas de destrucción masiva en poder de Hussein. Nunca se 
encontraron. Por último, ennobleció su discurso y se autoproclamó 
portador de libertad y democracia para un pueblo oprimido por el 
autócrata sunnita. Pero ni esto parece.

 El lunes 19-1-04 una multitud de 100 000 -a 300 000, según los 
británicos- iraquíes chiítas reclamó en Bagdad elecciones generales, 
libres y directas para tener gobierno propio ya. El jueves anterior 
así lo hicieron 30 000 en Basora. Es que el designio de la Casa 
Blanca es otro: para traspasar el gobierno que hoy ejerce -bajo su 
égida- un Consejo de exiliados iraquíes elegidos a dedo por las 
autoridades estadounidenses, ha imaginado la celebración de reuniones 
de los notables de cada una de las 18 provincias del país que 
nombrarían delegados a una asamblea nacional que a su vez elegiría a 
un gobierno provisional que, ese sí, 
llamaría a elecciones generales aunque no antes de 2005. Es decir, 
algo parecido al sistema del caucus norteamericano, con una 
diferencia sin embargo: los que designan al candidato a presidente de 
su partido son elegidos por las bases. En 
Iraq, para Washigton, ni eso.

Los británicos se muestran más flexibles que sus directores 
estadounidenses, aunque siempre en la línea de la elección indirecta. 
Consideran que los comicios se pueden anticipar y proponen que surjan 
del voto directo, en municipios y provincias, los dos tercios de un 
colegio electoral que elegirá al nuevo gobierno. El tercio restante 
sería nombrado por las autoridades iraquíes actuales con el visto 
bueno, claro, de los ocupantes. Pero los manifestantes gritaban 
"Elecciones, sí, sí. Ocupación, no, no" y agitaban banderolas en las 
que podía leerse "Una democracia verdadera nace de elecciones 
verdaderas". 

El líder de este movimiento es el Gran Ayatola Alí al-Sistani, el 
jerarca religioso más influyente de la comunidad chiíta, que suma 
unos 15 millones del total de 25 de la población del país. "Los hijos 
del pueblo iraquí exigen un sistema político con base en elecciones 
directas y en una Constitución que asegure igualdad y justicia para 
todos", postuló en el mitin de Bagdad, Hasehm al-Awad, representante 
de al-Sistani. Aclaró por las dudas: "Pedimos democracia, para eso 
vinieron los norteamericanos" (The Guardian,19-1-04).
 
El proyecto postinvasión de Washington se agrieta cada día. 
Contemplaba tres etapas para legitimar la invasión: a) la captura de 
Hussein; b) la reducción de las bajas yanquis en consecuencia; c) el 
traspaso del gobierno a una administración iraquí conformada a su 
gusto. Logró lo primero en diciembre último, pero eso no acabó con la 
resistencia, también integrada por franjas islámicas que odian al 
autócrata laico. Más bien al revés: el número de bajas crece y la 
oposición de Al-Sistani a los designios electoraleros de la Casa 
Blanca, que intenta sortear este callejón sin salida recurriendo 
ahora al manto de las Naciones Unidas, las mismas que ignoró cuando 
invadió sin consenso y a las que negó todo papel en la llamada 
reconstrucción de Iraq. 

Es que hay dificultades de comunicación con Al-Sistani: repitiendo la 
actitud de sus compatriotas, que se negaban a hablar con los 
colonialistas británicos de 1918, rechaza cualquier tipo de reunión 
con el virrey Paul Bremer. Este le envía emisarios para negociar que 
vuelven con las manos vacías. Entre otras cosas, el Gran Ayatola 
insiste en que un gobierno no elegido democráticamente carece del 
derecho a decidir que las tropas ocupantes sigan en el país durante 
años, como EE.UU. pretende.

 Los atentados suicidas continúan y acrecientan el caos imperante en 
Iraq. El domingo pasado estallaron 450 kg de dinamita frente a la 
"Puerta de los Asesinos", en el cinturón amurallado del centro de 
Bagdad que protege a los mandos invasores. Curiosamente, en vez de 
denostar al terrorismo, algunos iraquíes reclamaron más protección y 
otros compartieron las reflexiones de Khalid Ahmed, sobreviviente de 
la explosión, que en su lecho de hospital exclamaba: "¿Qué está 
pasando en este país? Nunca hubo una violencia semejante. Nadie se 
siente seguro en la calle. Los norteamericanos entraron con violencia 
y la violencia no terminará hasta que se vayan" (The Daily Telegraph, 
19-1-04).
 
La música pop fue considerada subversiva alguna vez, pero hoy más que 
subversiva en Iraq. Las autoridades de ocupación han prohibido la 
difusión de los jóvenes cantautores iraquíes de pop, pero los 
comercios del ramo reproducen y venden como pan fresco los CD con sus 
canciones. Sabah al-Jenabi, uno de ellos, entona: "EE.UU. vino y 
ocupó Bagdad. El ejército y el pueblo tienen armas y municiones. 
Luchemos en nombre de Dios". O: "Los hombres del Islam lucharán 
contra los yanquis como soldados sin líder. Arrastraremos por el 
fango el cuerpo de Bush" (The Scotsman, 19-1-04). Las melodías se 
inscriben en la tradición musical religiosa de siglos, pero las 
letras ensalzan a los 
resistentes de Fallujah que acostumbran a derribar helicópteros del 
ejército estadounidense. No es descabellado pensar que las tropas 
invasoras recibirán más aplausos al irse que al entrar


Néstor Miguel Gorojovsky
nestorgoro en fibertel.com.ar

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 
"Sí, una sola debe ser la patria de los sudamericanos".
Simón Bolívar al gobierno secesionista y disgregador de 
Buenos Aires, 1822
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 






Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular