[R-P] Una de cine: Repotaje a Leonardo Favio

INFOR-MET rmermet en yahoo.com.ar
Sab Ene 10 07:24:08 MST 2004


Crónica de una pasión argentina


Leonardo Favio empleó los últimos cinco años en filmar
una extensa miniserie para televisión sobre la
historia del movimiento peronista. Juan Domingo Perón.
Sinfonía del sentimiento es un paneo por los avatares
de la política argentina desde 1943 hasta la muerte
del líder justicialista.

TAREA. Favio suspendió sus otros proyectos y salió a
buscar fondos para terminar la película

Leonardo Favio acaba de terminar el documental Juan
Domingo Perón. Sinfonía del sentimiento. Casi cinco
años de trabajo que incluyeron una investigación
histórica que garantizara la "rigurosidad y
veracidad", el uso de la tecnología avanzada que le
permitió tornar nítido un documento borroso 
o extenderlo a diez minutos cuando sólo habían
obtenido dos minutos dejaron al director, en un
momento, "nocaut". Leonardo Favio dice haber hecho
esta miniserie para la televisión, que luego será
distribuida en video, "con gran pasión". Quien ha
visto sus obras percibe que eso es habitual; como
muchos de sus personajes, Favio es temperamental y
tierno. La Sinfonía... está dedicada a las memorias de
Héctor J. Cámpora, Hugo de Carril, Ricardo Carpani y
Rodolfo Walsh; a los trabajadores y estudiantes, y a
los cineastas Fernando Solanas, Gerardo Vallejo y
Octavio Getino, del Grupo Cine Liberación.

-¿Cómo empezó esta historia? 

-Cuando se cumplían 50 años del peronismo, ya
estábamos empezando la investigación. Proyectamos un
documental de dos horas. Pero me fui dando cuenta de
que dos horas no alcanzaban; que se iba a minimizar,
banalizar la historia. Y que quedaban colgadas cosas 
importantes.

-¿Por ejemplo? 

-Cosas tan trascendentes como la proyectada Asociación
Latinoamericana de Trabajadores, uno de los últimos
intentos de Perón para lograr la sindicalización de
todos los trabajadores. El consideraba que los
gobiernos pasan, pero los pueblos quedan; buscaba la
fuerza de la unificación latinomericana con la cual
soñó Bolívar, soñó San Martín. Teníamos que
incluirlas. Llegó un momento en que no me daban los
tiempos. Al Congreso de Filosofía hecho en la
Argentina en 1949, el más grande de todo el mundo, me
duele el alma no haberlo puesto. Hubo que rever todo. 
Llegó el momento de la angustia y el cansancio: no
daba más.

-¿Por qué creyó necesaria esta historia del eronismo? 

-Porque había un espacio que llenar; era necesario.
Algunos "historiadores", entre comillas, buscaron
mantener partes ocultas o darles falsas descripciones.
Nunca se ha conocido con profundidad lo que realmente
ocurrió.

-Pero un historiador riguroso incluye los pros y los
contras. ¿Usted lo hace? 

-Cuando lo veas te darás cuenta.

-Por filmar esta historia del peronismo usted dejó de
lado otras películas que planeaba, como la del Che y
la de Severino, el anarquista.

-Cada cosa va a su tiempo. Si decidí esta tarea me
aboqué a esta tarea. Y con gran pasión. Yo creo que
las cosas no se pueden hacer sin pasión. 
Sentí pasión por esta historia, y me conmoví cuando
Chiche Duhalde, al escuchar la marcha final del
documental, se largó a llorar.

-Con este documental usted piensa hacer historia o
impulsar, por lo menos en parte, una revalorización
del peronismo.

-Todo lo que te pueda decir está en las fotos, en la
película. Pero de este tema de la política ya no
quiero hablar más. Las cosas no se hacen para 
el partido. Por lo menos yo, hago cosas para la gente.
Soy un director que cree en esa doctrina, nada más. Y
no quiero hablar más del documental. Ya te lo aclaré.
He estado hablando 40, 50 o 60 años de mi vida sobre
el peronismo y ahora hice una película. Ahí está.

-¿Cómo se sintió una vez que terminó el video? Estaba
haciendo algo comprometido con usted mismo, y querido.
(Favio cortó la grabación. Unos quince minutos después
la reanudó, sin que la perodista, que obviamente  lo
deseaba, se lo pidiera) 

-¿Sabés por qué no quiero hacer este tipo de 
notas? Porque a través de todos estos años ya lo dije
todo. Me interesa más pensar y hablar de los sueños,
que los tengo, para con el cine, para con la 
humanidad, de mis proyectos. Me siento incómodo con
los reportajes. No me gustan.

-¿Me puede contar alguno de sus sueños? 

-Por ejemplo, un día despertarme y ver que la
televisión no existe más. Otro día, pensar qué pasará
cuando muera. ¿Cómo seré enterrado? ¿Me respetarán?
Este artefacto que me llevó a todos lados, con el cual
amé, con el cual lloré, con el cual transmití
emociones, vibré, soñé, traicioné y me traicionaron,
¿me lo respetarán? 
¿Vos pensás en eso? -Sí, pienso en eso.

 ¿Podemos ahora hablar de las sensaciones y de los
sentimientos que le trajo el video? 

-Sentí, como ya te dije, pasión, pero también
permanente angustia. De escudriñar, de no equivocarme,
de ser riguroso y veraz. ¿Me preguntas cómo lo viví?
Con una angustia terrible, de fechas, de hechos. Lo
maté a Vandor un año antes con título y todo. Pude
arreglarlo, ¿eh?. Tuve que hacer el armado del balcón,
en truca, porque estaba la parte diurna y no la
nocturna del 17 de Octubre y en mi entusiasmo metí en
la truca a un diputado del 73. Llega un momento en que
quedás nocaut.

-¿Se preocupó por ser veraz en su historia del
peronismo 

-Hay que ser veraz  para ser creíble. Yo no estoy en
contra de nadie; tengo una posición tomada. Pero no
dudé en llamar a Félix Luna para consultarle una duda
que tenía. Como lo llamé a Osvaldo Guglielmino o lo
llamé a Fermín Chávez.

-¿Considera que este video puede aportarles a los
jóvenes un conocimiento de un período de la historia
argentina sobre el que tienen muchos baches? 

-A todo el mundo le tiene que servir.

-Claro, pero la gente de cierta edad conoció a Perón.
-Nadie lo conoció cabalmente. Por lo menos yo lo
terminé de descubrir al peronismo. Descubrí cosas
nuevas; pude salir de mi ignorancia al respecto. La
dimensión que ha tenido Perón nadie sabe lo que fue.
Fue realmente un genio. Creo que escapa a la frontera
ideológica. Es uno de esos cerebros que aparecen una
vez cada cien años.

-¿Qué le aportó profesionalmente este documental? 

-El manejo de toda una nueva tecnología. Collage,
animación. Planos reales del Cabildo Abierto del 22 de
agosto de 1951: teníamos sólo dos minutos y pudimos
darle casi diez minutos, con efectos visuales. Cuatro
imágenes que se agrandaron, se las disfrazó, cuatro
planos copiados "trucando". O la escena de las 
antorchas en la muerte de Evita. Se agregó otra que no
era real, a la que se le pegó el cartel gigante de
Evita.

-Pasemos al proyecto del que me hablaba cuando habló
de sueños -Pero a mí el cine no me gusta contarlo. 

¿Cómo te cuento un sueño de un personaje que 
vivió, que transitó, que está dentro mío? -No es
todavía, entonces, un proyecto concreto. -Sí, estoy
grabando el guión, lo tengo pero es intransferible.
Tal vez por primera vez encontré algo que no puedo
transferir con palabras. Lo voy a tener que transferir
con imágenes. Son personajes que deambulan por ahí,
por la ciudad, y aman. El título de esa película es
"Ríndete amor mío". Es una película chiquitita, de
amor. Creo que nunca voy a tener una obra más de amor
que ésa. Nunca he hecho personajes tan tiernos como
éstos.

-Da la sensación de estar invadido por la ternura. 

-El que no sabe ver con ternura hasta al enemigo, va
perdido. Los míos son personas que exhalan amor. No es
amor entre ellos. Por eso no te puedo explicar cómo
es. Exhalan ternura. Yo creo que a lo que voy a tender
es a que la gente se enamore de esa manera de exhalar
amor, de llegar con el amor a todo el mundo.

-¿Cómo ve, en estos momentos, al cine argentino? 

-Analizo mucho, y ahora estoy feliz porque se están
dando cuenta de lo que dije hace diez años: 
que teníamos que hacer un cine acorde con las
posibilidades porque, si no, íbamos al suicidio.
Porque se preocupaban por la ley de cine y no se 
preocupaban por la penetración cultural que se estaba
dando a través de los satélites; como estaban minando
nuestros hogares, nuestras posibilidades de 
vuelo. No obstante puedo decir que de la mierda se
puede hacer abono. 
Está resurgiendo el teatro, y con tecnologías nuevas,
se puede hacer cine con sólo cien o doscientos mil
dólares.

Susana Colombo

_________________________________________________________________
 


------------
Los mejores usados y las más tentadoras 
ofertas de 0km están en Yahoo! Autos.
Comprá o vendé tu auto en
http://autos.yahoo.com.ar




Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular