[R-P] Henri Cartier-Bresson

Leonardo Cofre lcofre en Argentina.com
Vie Ago 6 14:35:46 MDT 2004


Murió uno de los grandes maestros del fotoperiodismo
Henri Cartier-Bresson supo captar el instante y su eternidad
Registró con su cámara hechos salientes de la historia mundial en el siglo
XX


Cartier-Bresson, uno de los grandes maestros del fotoperiodismo del siglo
XX, falleció, a los 95 años, en su casa en Isle-sur-la-Sorgue, en el sudeste
de Francia.
.
El artista, que iba a cumplir 96 años el 22 de este mes, había pedido que su
muerte fuera informada después del sepelio, que se efectuó ayer. En los
últimos días, no se alimentaba y se fue debilitando lentamente; falleció el
lunes último.
.
Con el ojo atento a captar el meollo de los acontecimientos en el instante
preciso, Cartier-Bresson registró la Guerra Civil Española en 1937, la
liberación de París en 1944, la conmoción en la India tras el asesinato de
Gandhi en 1948, la marcha del ejército comunista de Mao y su victoria sobre
los nacionalistas de Chiang Kai Shek en 1949. Y dejó su impronta al
fotografiar los rostros de pintores como Pablo Picasso y Henri Matisse;
escritores como Paul Claudel y Ezra Pound, o líderes políticos como Charles
de Gaulle y Fidel Castro, entre muchísimas personas anónimas en sus
múltiples viajes.
.
"Posee el don privilegiado de penetrar en la intimidad del gesto sin
violencia alguna, sin la intimidación del invasor, calladamente, fijando en
sus imágenes al hombre que vive, simplemente", escribió Alicia D´Amico en LA
NACION, al comentar una muestra de 150 fotos suyas enviadas por el Museo de
Arte Moderno de Nueva York y expuestas en Buenos Aires en el Centro de Arte
y Comunicación (CAYC), en 1971.
.
Dos años después, Cartier-Bresson cortó de raíz con el reportaje fotográfico
y volvió a sus amores primeros: el dibujo y la pintura, a los que había
dedicado esfuerzos antes de volcarse a la fotografía al adquirir una máquina
Leica en Marsella, en 1931.
.
"Que uno utilice la máquina de fotos o el lápiz no importa mucho, es lo
mismo, pues lo único importante es la mirada. Lo único que cambia es el
instrumento -decía-. La foto es un instrumento de la mirada que capta
maravillosamente lo intuitivo inmediato, mientras que el dibujo es más una
meditación, una grafología."
.
Henri Cartier-Bresson nació en Chanteloup, al este de París, hijo de un
industrial, el 22 de agosto de 1908. Cursó el secundario en el liceo
Condorcet, de la capital francesa, y estudió pintura en la academia André
Lothe. Pasó un año como cazador en Costa de Marfil y al volver a Francia, en
1931, se dedicó a la fotografía y publicó su primer reportaje gráfico
profesional. En 1932, hizo sus primeras exposiciones en Nueva York y en
Madrid. Recorrió luego México, Estados Unidos, España en guerra. Asistió a
la coronación de Jorge VI de Inglaterra, en 1938; registró tomas en Africa y
fue asistente de directores de cine como Jean Renoir y Jean Becker.
Incorporado al ejército francés, de 1940 a 1943 permaneció prisionero de los
nazis en Alemania. Luego inmortalizó con su cámara la liberación de París.
.
En 1947, fundó, con Robert Capa, David Seymour y George Rodger, la
innovadora agencia de fotoperiodismo Magnum, organizada en forma de
cooperativa, con sedes en París y en Nueva York. Por la agencia, de la que
se retiró en 1966, recorrió Birmania, China, la India, Indonesia, la Unión
Soviética, Indonesia, Japón.
.
El momento decisivo
.
Su primer libro fue editado en Nueva York, en 1952, con el título "El
momento decisivo". El decía que tomar una foto es captar intuitivamente, y
le parecía que una foto no se puede explicar, no le interesaba hacer una
glosa de ella. "Es muy difícil mirar, captar la proporción. Es una
interrogación perpetua, un goce del ojo, una exaltación maravillosa."
.
Siempre usó el blanco y negro, y fue enemigo del color y del uso del flash.
Rehuyó ser fotografiado y pensaba que el fotógrafo "tiene que caminar en
puntas de pie y tener mano de terciopelo y ojos de águila". Para poder
observar, decía, hay que ser discreto y pasar inadvertido: "No olvidemos que
los pescadores no agitan las aguas en las que pescan."
.
En 2000, creó una fundación con su esposa, Martine Frank, para reunir su
obra. Aunque él no le daba especial importancia. En silencio, sin
estridencias, se fue el maestro que decía: "La foto es para mí el impulso
espontáneo de una atención visual perpetua, que capta el instante y su
eternidad".
.
Jorge Rouillon
.








Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular