[R-P] HABLA UN REPRESENTANTE LEGÍTIMO

Domingo Schiavoni domingoschiavoni en arnet.com.ar
Lun Nov 18 15:08:15 MST 2002


Mis queridos cumpas: en primer lugar me he tomado el atrevimiento que
consigna el asunto, porque fue justamente el compañero Nelson el que nos
atribuyó esa condición en la lista a José María Cavalleri en Salta y a mí
aquí en Santiago. Creo que en el primer caso está debidamente justificada,
porque el cordobés salteñizado hace 32 años es un hombre fundacional de la
Izquierda Nacional. En el segundo, creo que es un abuso de generosidad que
me enorgullece, porque alguna vez el "abuelo" Julio dijo que yo era "del
palo", y creo que fue entonces que comencé a sentirme uno más de todos,
aunque siempre el "minimum inter pares", pese a las insinuantes y
persistentes observaciones de Néstor en el sentido de que aquí no hay
jinetas y por tanto todos somos iguales
Lo segundo es que yo había avisado con tiempo que permanecería ausente de
Santiago una semana larga, por un viaje al norte, y que en la que comenzó a
correr hoy también será escasa mi participación por un compromiso docente
que dura diez días y me tendrá ocupado toda la tarde.
¿Qué qué pensamos José María y yo?
Bueno, la verdad es que fuimos tan atrevidos que en Salta no sólo nos
tomamos los últimos tres días (yo regresé esta mañana a las cuatro a mi
pago) para discutir ampliamente el asunto que instaló Bibi como un verdadero
disparador, sino que hasta incluso en un programa de radio al que me
invitaron informé con suficiencia y sin tilingas vanidades que R-P estaba
discutiendo hondamente el tema en cuestión a nivel regional, aunque
solamente fuéramos dos los contertulios, vino y asado de por medio, en
memorables amanecidas. Le hice un marketing a la lista y creo que partir de
allí (lo digo modestamente) podrermos ganar algunos adeptos más.
Seguimos uno a uno los correos (lo de Bibi, lo de Julio, las aclaraciones de
Néstor, la "embestida" de Cipayos, en fin, todo el tema in extenso), sin
excluir desde luego en nuestro propio debate, con otros amigos y compañeros
que sin ser "del palo" forman inequívocamente parte del campo nacional y
popular, el análisis puntual tem,a ARS y también el del feudalismo en
nuestras comarcas.
José María, como miembro del PIN, me prometió mantener un tráfico personal
con Leopoldo Markus haciendo llegar sus puntos de vista a nivel partido. Y a
nivel lista, ¿qué quieren que les diga?, navegamos todos el mismo magma de
incertidumbre.
Quiero compartirles que nosotros también, como Bibi, tenemos nuestras
objeciones (¡y pensar que creo que fui yo el que instaló el tema ARS en la
lista!).
El meduloso y translúcido análisis de Néstor aclara bastante los tantos,
pero la pregunta que nosotros nos hicimos allá es si en el fondo esa prolija
examinación de nuestro moderador no podría quintaesenciarse en una reducción
muy simple: ¿estamos por la elección del "menos pior del menú" electoral?
Es verdad que el Adolfo es el único que planteó el tema de la deuda externa
en los términos que todos conocemos, pero últimamente yo, que estoy muy
cerca de sus referentes locales, me tragué un sapo muy indigesto cuando leí
lo del alineamiento con el infame riojano de cara a las internas. Pero más
grasudo fue el que me tuve que tragar cuando me enteré que en San Luis, cuya
gestión pública todos en su momento encomiamos, también se cuecen habas. Yo,
que vivo hablando del feudo juarista, me vengo a enterar que el
representante de ARS en Santiago, un empresario de la construcción
proscripto aquí por el viejo caudillo, se fue a laburar a San Luis, ¡donde
también le exigieron el "diego" y algo más por las obras contratadas!
Esto para dar sólo dos ejemplos (José María es mucho más rico y profundo en
el análisis y seguramente se los acercará de un momento al otro).
Paralelamente, recuerdo una larga charla que mantuvimos con Julio durante mi
último viaje a Buenos Aires, donde hablamos justamente de que, a diferencia
de otros encuadramientos "puristas", nosotros coincidíamos en posicionarnos
desde la coyuntura (desde el "barro" del coronel Lacheroy, ¿se acuerdan de
la metáfora de "La batalla de Argel?).
En ese sentido, no apostar equivale a borrarse y a convertirse en casta
aséptica alejada y desinsertada de las experiencias del pueblo, esperando
que la revolución se desprenda de algún futurible. Julio, recuerdo, me dijo
textualmente: "Nos tragamos tántos sapos y nos c... tántas veces (el término
es demasiado pedestre), que cómo no vamos a tener en cuenta que ahora nos
puede pasar lo mismo".
Mientras pensaba estas reflexiones antes de escribirlas, leo un aporte de
Daniel Yépez desde Tucumán al Foro de la Izquierda Nacional, en el que se
pregunta si puede haber movimiento nacionala y popular sin participación de
la clase obrera. Lo tomo con pinzas, pero algo de razón hay. La objeción mía
a su postura es: ¿existe hoy la clase obrera?, ¿existe hoy la burguesía
nacional? Entonces, ¿cómo y desde dónde se construye?
En fin, advertirán ustedes que lo nuestro son solamente eso: dudas, temores,
incertidumbres.
Perdonen la austeridad y modestia de este aporte. Pero espero que Nelson y
todos los cumpas se den por enterados de que no pasa un día sin que sigamos
masticando el asunto.
Un abrazo fraternal y muy afectuoso. MINGO.






Más información sobre la lista de distribución Reconquista-Popular